¿Cómo llevar una buena relación con tu banco?

FERNANDA QUEVEDO

Los intermediarios financieros cumplen un papel importante para las empresas, ya que es por medio de ellos que la administración de sus ingresos, egresos e inversiones se mantienen en equilibrio. Los bancos han creado múltiples servicios para la atención de sus clientes prioritarios: los empresarios.

La buena relación banco-empresa podría ser el éxito de cualquier negocio. De acuerdo con el portal de HSBC las entidades financieras a través de su gama de productos y asesores especializados pueden diseñar soluciones que mitiguen el riesgo en cualquier rubro, sobre todo en la cadena de suministros, y de esta forma garantizar el éxito de cualquier negocio.

Pero ¿Cómo llevar una buena relación con los bancos? Una de las principales prioridades que destaca HSBC es que las empresas requieren el cumplimiento de cualquier tipo de garantía, por lo cual deben colaborar con su entidad financiera para que todo tipo de instrumentos bancarios cubran tanto el mercado local como en el internacional.

Por otra parte, establecer relaciones y conocer el modo de funcionamiento de las entidades, puede brindar un mejor panorama de lo que ofrece el banco, teniendo en cuenta las características de cada uno de los servicios.

Del mismo modo, tener una baja relación de deuda, pagar adeudos y contar con una línea de crédito sana, es vital para crear una buena relación, puesto que proteger el estatus y calificación crediticia brindará mayores oportunidades si se busca un nuevo financiamiento.

A su vez, se debe contemplar que los bancos suelen tener en cuenta la capacidad de endeudamiento y la situación financiera-patrimonial; no obstante, todo el historial de pagos de cuotas periódicas y amortización de otros créditos, son un factor de importancia para el banco, pues de esta forma se ofrecen mejores condiciones en la relación y servicio.

Así como las empresas deben tomar en cuenta todos los rubros que los bancos consideran importantes, las entidades también lo hacen. HSBC destacó que deben preservar el capital, proteger los activos más importantes de la empresa y mantener la liquidez. El crecimiento de la Pyme se dará sólo si se brinda protección a las finanzas y empleados de la empresa, además de aprovechar al máximo los saldos excedentes.