Los 7 errores que debes evitar en tu tienda online

México ocupa el segundo lugar en volumen de ventas a través de comercio electrónico en Latinoamérica, sólo por debajo de Brasil, con 18% de la facturación total en la región, según el Instituto Latinoaméricano de Comercio Electrónico.

Ante este panorama, ADEXT, una startup de inteligencia artificial que impulsa el crecimiento de miles de negocios en Internet, presenta los errores más comunes que cometen los e-commerce, pues el primer paso para que sean más competitivos es detectar aquello que les está impidiendo vender:

1) Olvidar que lo simple vale más

¿Te ha pasado alguna vez que entras a una página web y saltan a la vista cientos de imágenes, cuadros de texto, banners, pop-ups, links y demás? Parte fundamental del éxito de una página es su diseño. Tu página debe comunicar desde un inicio lo que pretendes vender. Si la idea no le resulta clara al usuario, muy pronto perderás su atención y, por lo tanto, estarás dejando ir un cliente potencial.

Recuerda que menos es más y tu página debe ser lo más práctica posible. Olvídate de agobiar al usuario con información irrelevante que no cumpla algún propósito, no pierdas tiempo en saturar tu página web con detalles llamativos.

2) Un proceso tedioso que no lleva a ningún lado

¿Sabías que el 50% de las personas abandona una página si ésta tarda más de 3 segundos en cargar? Si tienes una página saturada de información o con archivos pesados, esto no solo distraerá al usuario, sino que además alentará su carga. Como bien dice la frase: el tiempo es oro y debes de considerar que para cualquier usuario así lo será.

A pesar del incremento en las velocidades de navegación y las nuevas tecnologías de banda ancha, múltiples sitios web siguen experimentando lentitud al cargarse y esto regularmente está ligado a cómo está compuesta la página. Se entiende que la estética es importante y que se quiera subir material máxima calidad posible para dejar la mejor impresión en el usuario, pero esto puede estar afectándote más de lo que te está beneficiando. Es importante que reflejes una imagen moderna y de calidad, siempre y cuando no implique sacrificar velocidad en el sitio.

Lo mismo aplica para el proceso de compra. Si el usuario ya se ha convencido del producto y desea proceder a la compra, el hecho de que tenga que cruzar por una serie de pasos interminable, lo espantará. Intenta que el proceso finalice en la menor cantidad de pasos posibles, desplegando la información perfectamente detallada en cada uno de ellos.

►TE PUEDE INTERESAR► 5 TIPS BÁSICOS PARA EMPRENDER EN EL E-COMMERCE

3) No ser coherente con lo que pides y con lo que ofreces

El secreto el e-commerce es verlo como una relación de reciprocidad. Es cierto que hay cierta información imprescindible para ti, pero el cliente debe de tener claro por qué. Él está dispuesto a cederte su información personal y otorgarte su tiempo; intenta corresponderle de la mejor manera posible. No incluyas preguntas o formularios tediosos o sumamente meticulosos. Al final, lo único que harás es perder a un cliente potencial.

Asimismo, evita los cambios repentinos en el precio final del producto (debido a gastos de envío, impuestos adicionales, embalaje, etc.). De acuerdo con Comscore, el 55% de los compradores abandona el carrito por los gastos de envío. Es mejor que ya vengan incluidos en el precio final que muestras desde un inicio al consumidor.

4) Tener un sitio cero amigable con dispositivos móviles

Si tu sitio web no es responsivo con móviles puede provocar que muchos posibles compradores lo abandonen. Prueba tu página web en diversos dispositivos y revisa que todo se vea y funcione como debe ser.

5) No tener una estrategia de generación de tráfico y clientes potenciales

¿Cómo esperas que tu tienda en línea venda si ni siquiera tienes visitas interesadas en comprar lo que ofreces? Asegúrate de contar con una estrategia de marketing digital enfocada en la atracción de clientes potenciales que puedan estar interesado en tu producto o servicio.

No necesariamente tienes que hacer todo el trabajo duro tú o contratar una agencia externa de marketing digital. Hay opciones como ADEXT, mucho más accesibles, que a través de inteligencia artificial hacen todo por ti y están 100% enfocadas en las ventas.

►TE PUEDE INTERESAR► PARA ELLOS, EMPRENDER ES COSA DE NIÑOS

6) No ofrecer la debida seguridad al usuario

Para que el usuario se sienta con la confianza de realizar el pago, toma las medidas necesarias para asegurarle una compra segura, por ejemplo: organismos certificadores, certificado de seguridad SSL, incluir pago por PayPal, etc.

7) No tener claro tus diferenciadores

Seguro has pensado,¿cómo puedo hacer para que me elijan a mí, por encima de la competencia? Aquí es donde surge el valor de distinción, conocido comúnmente como valor añadido o en inglés Unique Selling Proposition (USP). Es lo que hace a tu marca única. Es lo que va a determinar el posicionamiento de tu marca frente a otras.

¿Y cómo puedes generar esto? Lo primero que debes preguntarte es qué le estás ofreciendo a tu cliente. El cliente siempre apreciará los pequeños detalles. Sabemos que no es fácil competir contra los precios de las grandes empresas, ni contra sus tiempos de entrega, es por eso que debes distinguirte de ellos brindando una retribución diferente. Evita repetir lo que otros están haciendo y ofrécele al cliente lo que quisieras que te ofrecieran. Trata de idear propuestas que le generen un sello único a tu marca: promociones, descuentos por introducción, envíos gratuitos, regalos relacionados a la temporada, mensajes personalizados, etc.

Otras recomendaciones

También es recomendable filtrar tu página web para que contenga la mayor cantidad de información útil. Piensa en lo que estás aportando al cliente: ¿es relevante?, ¿es novedoso?, ¿es personalizado? Actualiza frecuentemente tu contenido. Por último, una de las acciones más trascendentes para que tu negocio prospere, es el seguimiento del cliente. Crea un espacio de interacción, donde puedas recibir sus sugerencias, comentarios, dudas y feedback. Esto es esencial para poder generar un vínculo con él, y te permitirá conocerlo mejor, para saber en un futuro qué es lo que necesita o lo que está buscando.