Evita que tus clientes desconfíen al realizar pagos online

FRANCOIS LEENS
Director de Business Development & Alliances NOLA (North of Latam) en VU Security

Generar confianza es uno de los grandes desafíos para los pagos móviles o electrónicos que tienen las compañías que esperan consolidar su crecimiento en esta vertical. La penetración de medios de pago, el aumento de la cobertura de internet y la bancarización, soportan la ampliación de este nuevo método de pago que trae consigo nuevos desafíos de ciberseguridad.

En el más reciente estudio global sobre el crecimiento del e-commerce y los pagos online, realizado por Agencia de las Naciones Unidas para el Comercio y el Desarrollo (UNCTAD) reveló que el 49% de los encuestados no hace compras online debido a la desconfianza que le genera hacer la transacción económica.

Como usuarios no damos nuestra información personal o bancaria a cualquier empresa, entablar ese vínculo que permita la transacción en un proceso de confianza, por ejemplo hay sitios de comercio electrónico que formaron una reputación de ser, seguros, simple y rápido, pero solo podemos tener dos o tres en mente. La forma en que el vendedor integra la confianza en el diseño de la aplicación y los mecanismos que se implementan al momento de realizarse la transacción, significan gran parte del éxito del negocio electrónico de esta compañía.

Si hay percepción de confianza, hay compra, y ahí es donde entra la ciberseguridad en juego a través de la aplicación de las técnicas de control como: autenticación, no-repudio, confidencialidad, protección de la privacidad e integridad de la información, tokenización, análisis de comportamiento y de dispositivos, se traducen en ayudar a los usuarios a entender que realizar una transacción electrónica no puede ser más peligroso que ir al banco y sacar el dinero de la ventanilla.

La ciberseguridad no se piensa de manera ligera, hay que estar preparado, la pregunta no es SI voy a ser atacado pero cuándo y cómo. Las amenazas actualmente tienen varios nombres (troyanos, pharming, phishing, ransomware, etc) y se materializan de varias formas (apertura de una página web muy similar a la página de la entidad financiera, intercepción del tráfico de las transacciones, etc.) todas buscan robar las credenciales bancarias, la identidad en línea del cliente, es por eso que la confianza en el sitio que nos ofrece el método de pago online, es la primer barrera a derribar cuando hablamos de transacción electrónica.