Conoce la receta de las 3 T's para un negocio online

Rodrigo Martín,
Director de Contversion

Dicen que para hacer un buen plato no son necesarios muchos ingredientes, basta con elegir los esenciales que darán el toque. En el sector digital ocurre algo similar, llegar al éxito no es fácil y por eso es importante tener claro los ingredientes elementales.

En las siguientes líneas hablaremos de una receta sencilla y práctica: las 3T's para el éxito y el desarrollo de un negocio digital. No importa si es un negocio en auge, nuevo o existente, menos si pertenece a un sector tradicional o innovador, o bien, si es puramente online o híbrido. Se trata de una receta que aplica para casi cualquier negocio, por lo que si alguna de estas falla se puede considerar un fracaso.

Receta de las 3 T´s para desarrollar un negocio online con éxito

Transformación: Lo primero es apostar por el cambio desde dentro, es decir, desde la matríz de la empresa/negocio. Este paso involucra tanto a la Dirección, Aréa Comercial y Marketing. Escalar a lo digital, específicamente al e-commerce, es exponencial; son las empresas las que deben adaptarse a este cambio, que ya es inevitable, y no al revés, que en muchas ocasiones se percibe a la venta digital como una amenaza para las fuerzas de venta tradicionales. Sin embargo, el cambio de paradigma es evidente y hay que afrontarlo, renovarse o morir, reza el dicho y no hay nada más acertado para la situación actual.

En los últimos años hemos visto desfilar fracasos y cierres empresariales por la visión obtusa de algunas marcas por no querer cambiar y afrontar esta realidad. Un claro ejemplo son los videoclubs y puestos de periódicos, ya que cada día hay menos; por lo que resulta “de lo más normal” recurrir a empresas modernas que han sido capaces de acercar servicios básicos a los usuarios a través de canales digitales (ejemplo: televisión online, taxis, hoteles). No es casualidad que todos hablen de Netflix, Uber o Airbnb.

Es importante ver al canal digital como un nuevo mecanismo de venta, como un complemento de los canales ya existentes, que ayudará a fomentar su expansión. Es momento de abandonar el cortoplacismo que existe en el ámbito digital, en el que se exige rentabilidad desde el minuto uno. ¡Es imprescindible apostar por un modelo a corto y medio plazo que haga crecer el negocio total!

Talento: Este ingrediente ha de ir muy de la mano con el anterior, sino la receta estará insípida e incompleta. Es fundamental apostar por un equipo profesional con experiencia en el sector digital, con capacidad analítica para entender los datos y dotarles de la confianza y el tiempo necesarios para ejercer su trabajo.

¿Cuántas veces nos hemos encontrado a superhéroes que son capaces de gestionar un negocio online ellos solos: sitio web, Community management, pauta digital y atención al cliente? Normalmente esta metodología no suele salir bien o suele generar negocios estancados. Para crecer hay que apostar y el talento debe ser un pilar importante.

Tecnología: Si algo tiene el sector digital, comparado con otros modelos, es que podemos usar la tecnología como herramienta para facilitar y automatizar los procesos; y así conseguir los objetivos. Casi todo se puede medir y esto es factible gracias a las herramientas.

También es importante saber que todas las acciones publicitarias y de venta que estamos haciendo se están ejecutando de manera óptima. El foco principal está claro: No malgastar el dinero y ser rentable. Para ello debemos dirigir las campañas y las acciones comerciales al público que nos interesa.

Hoy más que nunca tenemos más información de nuestro cliente: quién es, cómo se comporta, cómo navega, qué contenido visualiza y cuál finalmente compra. La tecnología nos permite establecer modelos de medición precisos, capaces de facilitar la optimización de la inversión publicitaria. Este componente es tan valioso que ahora nos podemos establecer perfiles de usuarios, observar sus características y aprender de ellos para buscar perfiles similares.

La clave es enseñar y ofrecer el producto al usuario en el momento y medio adecuados; y es que la exigencia, en términos de rentabilidad es alta y no se nos permite derrochar el dinero en usuarios poco apegados al perfil que deseamos. Hoy no se permite a nadie, ni a gerentes de ecommerce, ni a las agencias.

Si juntamos estos tres ingredientes, la Transformación, el Talento y la Tecnología, cada una indispensable e importante, la posibilidad de obtener una receta exitosa es alta. Sin olvidar que si alguno falta, el plato pierde sabor y la posibilidad de fracaso crece. El llamamiento es firme: Llegó el momento de apostar por el negocio digital porque las posibilidades de crecer son infinitas. Hoy ya no es una opción, es una obligación.