Explorar el extranjero catapulta tu negocio

FERNANDA QUEVEDO

¿Internacionalizar tu empresa? Parecería una idea lejana. Sin embargo, con mayor frecuencia los mexicanos prueban suerte en otros países, no sólo invirtiendo, también con la venta de sus productos o la exportación de insumos, dicha acción ha colaborado en el crecimiento de la economía nacional y el crecimiento de su negocio.

De acuerdo con la Secretaría de Economía, a la fecha, en México existen 4 mil 508 pequeñas y medianas empresas (Pymes) que exportan al extranjero; en particular, los estados de Baja California y Chihuahua son los que albergan el mayor número de exportadores.

Para las empresas pequeñas en ocasiones es difícil incursionar en otro mercado debido a que no cuentan con los ingresos suficientes para lanzarse a la aventura, no obstante, el Banco Nacional de Comercio Exterior (Bancomext) otorga financiamientos directos e indirectos a los empresarios de todos los sectores.

Tipos de financiamiento

Algunos son por medio de la banca comercial y otros por entidades financieras no bancarias. Estos se dividen en dos: los que otorgan una cifra superior a 3 millones de dólares y los que dan una cantidad menor a ésta (para el segmento de pequeños negocios).

Dicho apoyo financiero se puede traducir en créditos que pueden ser ocupados para:

  • Capital de trabajo
  • Equipamiento
  • Desarrollo de infraestructura industrial
  • Proyectos de inversión
  • Desarrollo corporativo
  • Apoyo a inventarios, entre otros.

¿Qué empresas pueden calificar?

Principalmente este apoyo está dirigido a exportadores directos e indirectos, es decir, desde los que envían mercancía elaborada completamente en el país hasta los que son proveedores de insumos, partes o componentes. Asimismo, también la ayuda se otorga a empresas generadores de divisas.

¿Y el capital de riesgo?

También se puede optar por el financiamiento con recursos provenientes de un tercero. Así la empresa incrementa su rendimiento y puede explorar otros mercados. De este modo, los inversionistas generan una asociación de mediano plazo con los dueños de la empresa.