¿Estoy invirtiendo en una franquicia?

JUAN MANUEL GALLÁSTEGUI ARMELLA
Presidente de Gallástegui Armella Franquicias

La franquicia se ha convertido en una figura muy popular No son pocas las empresas que utilizan su denominación (franquicia) a efecto de mejorar la comercialización de un producto o de un servicio.

La franquicia requiere la transmisión de una licencia de uso de marca, así como el traspaso de conocimientos técnicos, para que conjuntamente y con una adecuada estrategia de estandarización se logre la réplica de un concepto exitoso.

Que quede muy claro: Para que haya franquicia tendrá que haber transmisión de derechos de uso de marca y del know how necesarios para la operación del negocio, si fallan estos no habrá franquicia.

La franquicia en México es una figura legal desde 1991 la ley de propiedad industrial la define, que el otorgamiento de la misma solo puede darse a través de un contrato, determina con claridad cuáles son los requisitos pre contractuales que deben cumplirse, señala el contenido mínimo de todo contrato de franquicia y establece la obligación de registrar el contrato.

La obligación pre contractual más importante tratándose de franquicias la establece el segundo párrafo del Artículo 142 de la Ley de Propiedad Industrial que textualmente indica:

Artículo 142.-
(…) Quien conceda una franquicia deberá proporcionar a quien se la pretenda conceder, por lo menos con treinta días previos a la celebración del contrato respectivo, la información relativa sobre el estado que guarda su empresa, en los términos que establezca el reglamento de esta Ley.

La falta de veracidad en la información a que se refiere el párrafo anterior dará derecho al franquiciatario, además de exigir la nulidad del contrato, a demandar el pago de los daños y perjuicios que se le hayan ocasionado por el incumplimiento. Este derecho podrá ejercerlo el franquiciatario durante un año a partir de la celebración del contrato. Después de transcurrido este plazo solo tendrá derecho a demandar la nulidad del contrato. (…)”

Esta información, obligatoria para todas las franquicias desde 1994 se denomina coloquialmente Circular de oferta de Franquicias o COF por sus iniciales. Resulta un documento fundamental en el análisis de un concepto de negocio que pretende comercializarse como si fuera franquicia.

La COF debe reunir la información establecida en el reglamento de la propia ley de la propiedad industrial (artículo 65) por lo qué con su lectura, debemos conocer a detalle la descripción de la franquicia, su historia, los elementos de propiedad intelectual que involucra a las contraprestaciones que deben cubrirse, la asistencia técnica que prestará el franquiciante y el contenido obligacional del contrato que en su oportunidad se suscriba.

La COF es un documento público su entrega no requiere de la firma de contrato de confidencialidad, para suscribir un contrato de franquicia previamente (30 días hábiles) debió haberse entregado al potencial franquiciatario.

De la revisión cuidadosa de la Circular de Oferta de Franquicia podrá saberse si el negocio que se pretende vender es o no franquicia.

Desde luego no es la única forma de saberlo se puede recurrir a otras fuentes como lo es la Asociación Mexicana de Franquicias y los consultores que están certificados por esta.

Mucho cuidado, si se pretende invertir en un negocio que se presente como franquicia más vale hacer las investigaciones necesarias para comprobar que realmente estamos frente a una franquicia.