Pymes latinas tienen un futuro prometedor

NANCY MALACARA

Uno de los principales retos a los que se enfrentan las Pequeñas y Medianas Empresas (Pymes) es la supervivencia. De acuerdo con el Centro para el Desarrollo de la Competitividad, el 75% de los nuevos negocios fracasa antes de los dos años y sólo el 10% logra llegar a los diez de vida.

Es un escenario bastante complejo para los emprendedores que buscan crear su propia compañía. Sin embargo, no es tan fatalista como parece, ya que el auge del emprendedurismo en Latinoamérica también tiene su porcentaje de éxito.

En entrevista, Gustavo Barcia, CEO del Instituto Superior para el Desarrollo de Internet (ISDI), comentó que la región es bastante prometedora, debido al talento que hay y, sobre todo, a los emprendedores que han fracasado, pero que están decididos a aprender de sus experiencias previas para desarrollar modelos de negocios más rentables con ayuda de la tecnología y de los medios digitales.

“No estábamos acostumbrados a que se generara un ecosistema de startups tan grande. Nuestra forma de management no era probar sino estar seguro de, y garantizar el 100% del éxito. Hoy día eso ha cambiado, ahora es prueba y error, prueba y aprendizaje porque eso es parte de la evolución. Esas son las startups que se están desarrollando: las que no tienen miedo de que les vaya mal, porque en todo caso son escalones para el próximo emprendimiento que van a hacer”.

En opinión de Barcia, la clave está en el proceso, en ir formándose a lo largo del camino, y en estar acompañado de gente que sepa y que ayude al negocio. Es oportuno conocer el contexto en el que están inmersas las Pymes en la actualidad. No obstante, no hay que olvidar que el mismo ecosistema de startups está retroalimentándose para consolidarse en la región.

Juliane Butty, gerente regional de Seedstars en Latinoamérica y el Caribe, reveló en entrevista que para Suiza es muy importante identificar e impulsar a las startups más prometedoras de América Latina, con el fin de analizar los ecosistemas locales y generar un puente entre los distintos emprendedores del ecosistema regional.

“Seedstars viene de Suiza, pero está mirando a los mercados emergentes para impactar a través de la tecnología; busca conectar a los emprendedores, construir nuevos modelos de negocio y apoyarlos económicamente para que puedan acelerar su negocio”.

Este año, Seedstars organizó un certamen en México, donde startups como Payit (México), Alquilando (Argentina), Multidoctores (Ecuador), Celucambio (Colombia), Difacom (Costa Rica), Red Capital (Chile), Netbits (Bolivia), Genlives (Uruguay), Celcoin (Brasil), Samelogic (Jamaica), Madison (República Dominicana) y Turuta (Perú) pudieron capitalizar el mismo conocimiento y compartir experiencias.

“En verdad se necesita fracasar para aprender y saber construir un modelo más fuerte y con más entendimiento del negocio. No es suficiente saber pedalear, también debes saber caer para después ser mejor”.

En Latinoamérica hay una realidad: faltan muchas herramientas para que más Pymes puedan crecer, por eso es necesario que los emprendedores no sólo tengan una buena idea y una gran visión, sino que busquen otras formas de apoyo. También que las incubadoras o aceleradoras de negocios trabajen con los gobiernos para tener una mejor regulación, y que se aseguren que los mejores nuevos negocios, así sea un pequeño porcentaje, tengan un mejor futuro.

“Una idea no es emprender, una idea es tener una buena idea y ya. Lo principal es hacerla realidad, ejecutarla, aprender en el camino, entender cómo la tecnología y el ecosistema digital puede hacer realidad esa idea, desde un punto de vista mucho más simple, y a la vez con un crecimiento exponencial”, concluyó el director de ISDI.