¿Cómo encontrar a tu media naranja en los negocios?

En la vida de un emprendedor a veces es necesario hacer la búsqueda de la persona correcta que complemente con las habilidades para llevar el negocio adelante. Desde la experiencia de Alegra.com, estos son los puntos que hay que tener en cuenta para encontrar al socio ideal y empezar una relación a largo plazo:

1. No es decisión de cupido

Jorge Soto, CEO de Alegra, explica que la decisión de buscar un socio depende del tipo del proyecto. “No siempre es necesario tener un socio. En mi caso era muy claro. Yo tenía el conocimiento de mercadeo, de desarrollo del negocio pero tenía un punto crítico que era la parte técnica del desarrollo de software”.

En este sentido, si durante el desarrollo de tu idea de negocio encuentras una debilidad de conocimiento que está estrechamente vinculada al core del negocio, lo mejor será buscar un socio y establecer un compromiso a largo plazo. Cubrir esta necesidad con un empleado puede ser un riesgo, ya que el equipo puede rotar y no estar tan comprometido, y al tratarse de un área sensible de la empresa es necesario estar seguro de que funcione bien.

2. Convivir antes del “matrimonio”

Para elegir un socio es importante tener claro el perfil con las habilidades complementarias demostradas. Muchos piensan que el socio debe ser alguien cercano, un amigo o compañero de la universidad, pero probablemente esa persona tenga el mismo conocimiento y habilidades que tú, entonces no encajaría como complemento para el negocio.

En este sentido, el desafío está en encontrar a alguien que no pertenezca a tu círculo, para lo cual una recomendación para este proceso es aplicar la metodología de Lean Startup y probar, no establecer una sociedad de inmediato.

Al tratarse de una relación a largo plazo será clave tener una etapa de convivencia, compartir tiempo juntos, para ir midiendo si la relación y sociedad va a funcionar. En esta etapa hay que estar muy seguros ya que de eso dependerá el rumbo de la empresa.

3. Del enamoramiento a la propuesta

Para convencer a esa persona que sea parte del proyecto es importante la idea de negocio. Si la idea está bien desarrollada, sustentada, es clara, y tiene potencial de ser exitosa será muy fácil convencer a tu socio. Un punto importante es tener pasión y conocimiento sobre el tema para poder transmitirlo.

Otra recomendación es empezar a elaborar el proyecto en conjunto, para escuchar sus aportes y críticas, y así al momento de tomar la decisión esté más seguro y convencido.