7 prácticas de disponibilidad para empresas financieras

Las organizaciones del sector financiero en México tienen enormes desafíos ya que deben mantener el equilibrio entre seguridad, disponibilidad y un cumplimiento regulatorio sumamente exigente mientras evolucionan para mantenerse vigentes en la era de la transformación digital.

Según la encuesta Brújula Digital 2016, el 66% de los internautas bancarizados en México aprovecha la banca electrónica, así sea sólo para pagos domiciliados y compras por internet.

El Reporte de Disponibilidad 2017 de Veeam indica que uno de cada cuatro servidores sufren una desconexión no planeada al año, con una media de tiempo de desconexión de 23 minutos, lo que puede ser desastroso tanto para la institución como para sus clientes empresariales y particulares.

Las compañías financieras necesitan implementar soluciones de disponibilidad que, más allá de cumplir con cuestiones de regulación y mantener la operación, faciliten una recuperación de datos a alta velocidad, eviten la pérdida de información y provean visibilidad completa de la infraestructura de respaldo, para garantizar a sus clientes niveles de confiabilidad y seguridad adecuados

Aquí te dejamos las mejores prácticas para alcanzar esta meta:

1.Conservar la privacidad de los datos

Actualmente los datos de los clientes están disponibles a través de cualquier dispositivo, por ello los bancos deben de asegurar esta información en todo momento.

2.Manejar tolerancia cero en tiempos de inactividad

Debido a que los clientes demandan visibilidad total y disponibilidad para aplicaciones y datos, es preciso adoptar políticas, prácticas e iniciativas enfocadas a lograr la tolerancia cero y evitar el costo del tiempo de inactividad

3.Contar con una recuperación simplificada y asegurada

Lo mejor es implementar una recuperación de datos granular que permita buscar recursos independientes, poniendo especial enfoque en recuperar los datos de mayor valor

4.Modernizar la gestión de datos

Es importante tener un sistema que permita supervisar y optimizar la configuración al evaluar el rendimiento de la infraestructura y, así, garantizar que se tiene una gestión de datos adecuada

5.Simplificar y automatizar la recuperación ante desastres

Una práctica necesaria es simplificar esta labor para garantizar objetivos de RTPO de menos de 15 minutos para la recuperación de aplicaciones y datos

6.Optimizar la gestión de sucursales

Centralizar la gestión de la infraestructura a través de máquinas virtuales simplifica y hace más eficiente la labor de los administradores de TI

7.Considerar extender la disponibilidad a la nube

Cada banco debe evaluar si conviene ampliar la disponibilidad a la nube para evitar la complejidad de construir y soportar la infraestructura necesaria para hacer el respaldo de los datos y garantizar una DR segura y a la altura de las exigencias actuales