Factor Exprés: 5 años cambiando a México

Por Enrique Presburger Cherem

El discurso emprendedor contemporáneo nos lanza una narrativa donde cualquier cosa es posible si uno lo quiere. Se afirma que todo en la vida es cuestión de actitud y que salir adelante y crear una empresa se trata de una decisión determinada y disciplinada para lograr el proyecto que uno busca.

Si bien esta narrativa tiene un fondo de verdad (emprender es cuestión de carácter y templanza), es incompleta, y pierde de vista algunos elementos interesantes que me gustaría compartir a propósito de nuestro aniversario:

1. Trabajo duro y arduo. Si bien es verdad que ser emprendedor implica mayor control de tus tiempos y horarios, esto no debe confundirse con una mayor holgura y trivialidad en la vida diaria; asumiendo una actitud de “subir los pies al escritorio con libros best seller de negocios en la mano”.

Sacar un proyecto adelante cuesta muchas horas de trabajo duro y enfocado, donde cada minuto invertido cuenta. Se trata de hablar por teléfono, mandar correos, hacer visitas, construir alianzas, equivocarse….volver a empezar, tocar puertas, saber escuchar, y ser resiliente. Mi lema de siempre: "no se trata de hacer cosas extraordinarias, sino de hacer cosas ordinarias extraordinariamente bien".

2. Tu nombre se pone en un primer plano. Ser emprendedor significa hacer un compromiso eterno de que tu nombre y apellido valen más que nada en el mundo. Implica comprometerte con un comportamiento ético hacia adentro y hacia afuera de la empresa, tener tus papeles en regla, pagar deudas, dar la cara en toda circunstancia, y escuchar respetuosamente a todo aquel que te busque. Es decir, ser congruente: pensar, decir y actuar en una misma línea.

3. Emprender no se trata de ti. Para mantener una empresa hay que saber escuchar y callar. El director de una empresa no es la persona más inteligente, ni la más capaz necesariamente. Hay que ser siempre conscientes de que no basta solamente tener un equipo motivado y capaz, sino de que es necesario darles su lugar como personas y tener la voluntad de verdaderamente hacer una familia laboral empoderada para compartir un proyecto de vida compartido.

En este aniversario tan especial, con orgullo decimos que Factor Exprés cumple 5 años gracias a todo su gran equipo. Somos una empresa que cuenta con 8 canales de fondeo institucionales, más de 150 clientes, colocaciones a nivel récord, cartera vencida por debajo del promedio del mercado, y una estructura corporativa más sólida que nunca.

Hoy Factor Exprés hace la diferencia en la vida de este país, porque generamos préstamos de capital de trabajo en modalidad de crédito simple y factoraje a empresas para que muevan su inventario, mejoren sus ciclos de producción y crezcan sus ventas. Sin embargo, lo que verdaderamente nos diferencia, es que también asesoramos a las personas que manejan dichas Pymes, para que mejoren sus estados financieros, sean más atentos a su contabilidad, optimicen sus procesos productivos, tengan sus papeles jurídicos y corporativos en regla, tengan coaching de negocios sobre decisiones importantes y sobre todo sean personas de negocio éticas.

Nuestro éxito no radica en el monto de créditos colocados, sino en haber logrado crear una red de aliados y clientes con un verdadero vínculo personal; impulsando una cultura común de trabajo en equipo dentro de Factor y hacia afuera con clientes, proveedores y aliados. Tenemos el objetivo común de ser una empresa ejemplar para hacer de México un mejor país.

Por último, y no menos importante, anunciamos con mucha alegría que Factor Exprés ha obtenido el “Grado de Inversión” por la calificadora HR Ratings, lo que nos posiciona con la calificación necesaria para emitir deuda bursátil. Factor Exprés llegó para quedarse y trascender.