¿De qué se habló en la reunión de alcaldes en CDMX?

M.B.A. MARIO AMADOR
Consultor Ambiental Senior

Hace un par de semanas se tuvo una reunión de alcaldes en la Ciudad de México. Para muchos pasó desapercibido este acontecimiento, para otros fue oportunidad de sacarse la foto y para los más otra esperanza adicional para que los cambios que muy lentamente se están dando en las ciudades del mundo desarrollado puedan también darse en las ciudades del mundo en desarrollo.

Esta es la sexta vez que se reúnen los alcaldes del mundo y ahora le tocó ser a CDMX el anfitrión, los 5 eventos previos además de este han sido coordinados por las Naciones Unidas como respuesta a la premisa de que para el 2030 más de la mitad de la población del mundo vivirá en ciudades y por eso es importante conocer las mejores prácticas ambientales que están teniendo diversas ciudades del mundo para darle a sus habitantes una calidad de vida mejor.

El grupo C40 agrupa actualmente a 70 de las ciudades más importantes del mundo en las cuales habitan alrededor de 600 millones de personas y representan un cuarto del PIB global, así que no estamos hablando de una reunión de mínima importancia, sino de un evento que cambiará la forma en que se desarrolla la CDMX.

Esta reunión se llevó a cabo un año después de las negociaciones de la COP21 sobre el cambio climático que se tuvieron en París en el 2015 y brindó un foro mundial para mostrar el progreso que diversas ciudades alrededor tienen sobre el tema, por medio de acciones locales y resultados globales por medio de la colaboración utilizando las tecnologías de la información.

Una de las ideas que más consenso tuvo es que las acciones ambientales deben de ser más y de mayor calado, sobre todo en áreas críticas como: agua, infraestructura, transporte, energía y residuos, todo esto con el objetivo de mitigar los efectos del cambio climático que se están dando y se darán a medida que pase el tiempo.

El objetivo del evento fue el de mejorar el bienestar y las oportunidades económicas de los ciudadanos de las ciudades y sigue en la misma línea de pensamiento que hemos comentado en Oficina Verde, que es “Hasta el momento que el ser humano vea que el medio ambiente les puede representar un beneficio económico hasta ese momento veremos un cambio verdadero” por eso muchas de sus eventos estuvieron enfocados en la participación y empoderamiento del ciudadano, algunos eventos se titularon:

  1. Empoderar a las ciudades con los datos: Las tecnologías de la información tienen y tendrán un papel muy importante y deben ser fortalecidas
  2. Menos es más: Energía, edificios y nuestro futuro urbano. Más allá de los edificios corporativos los lugares donde habitamos deben ser pensados para usar de forma eficiente la energía
  3. Más allá de los autos: Caminar, ciclismo y transporte público. Otras opciones de transporte deben ser facilitadas por los gobiernos locales pero los ciudadanos deben hacer uso de ellos
  4. De basura a tesoros: Avanzar hacia un manejo sustentable de residuos. Estrategias de recolección y tratamiento de nada servirán si cada uno de nosotros no separa desde cada e invita a sus conocidos a separarla
  5. Ciudadanos lideran el camino hacia ciudades habitables: Empoderamiento de los ciudadanos, cada vez más nosotros debemos estar pendiente y exigiendo los cambios en nuestras ciudades.

Y adivinemos qué… estas respuestas las tenemos cada uno de nosotros en la palma de la mano, nosotros desde nuestra actividad cotidiana y cambiando nuestros hábitos podemos contribuir a hacer una mejor ciudad, somos la clave, la pregunta es ¿debemos esperar a que los alcaldes lo hagan? O Nosotros desde nuestras actividades diarias y en nuestra organización debemos iniciar o empujar de forma más consistente acciones para hacer un entorno ambiental mejor para nosotros mismos y para las futuras generaciones. La respuesta la darás tú con tus acciones cotidianas.