4Uno, inclusión financiera para empleadas domésticas

En México existen poco más de 2.5 millones de empleadas domésticas, personas que se encargan de la limpieza de hogares, hacer comida, lavar ropa y hasta ayudar a los niños con las tareas. Pese a que se trata de uno de los trabajos más abundantes en el país, su reconocimiento suele ser escaso, poco remunerado y, lo más grave, desprotegido por tratarse de una tarea que habita en la oscuridad de la informalidad.

4Uno, una plataforma web diseñada para el pago y aseguramiento médico para este tipo de empleados, podría significar la puerta para impulsar el desarrollo económico de millones que viven fuera del sistema financiero, además de una importante oportunidad de negocio para la banca comercial y el sector asegurador.

“Nosotros, que estamos incluidos en el sistema financiero formal, tenemos un vehículo de crédito, uno de ahorro y, probablemente, un seguro. La mejor manera de empoderar a alguien es dándole estos tres productos financieros básicos. Esta plataforma es la herramienta más poderosa para sacar a la gente de la pobreza”, indica Miguel Duhalt, cofundador de 4Uno, en entrevista para Mundo Ejecutivo.

El directivo destaca que más de 30 millones de mexicanos no tienen acceso al sistema financiero y en este universo habita un mercado muy vulnerable, el de las empleadas del hogar; de ellas sólo el 1% tiene acceso a una cuenta de ahorro, un crédito o un seguro.

A la problemática –agrega Duhalt– se suma que las instituciones no tienen la infraestructura para llegar a las personas de bajos ingresos, por un asunto de rentabilidad.

“Creamos una plataforma para resolverles el problema a los grandes bancos y aseguradoras, ponemos en medio una tecnología que apalanca con la gente que sí tiene inclusión financiera: los empleadores, los patrones de la casa”, explica.

Quienes deseen integrar a sus empleados y empleadas domésticas, sólo deben registrarse en la página www.4Uno.org y hacer un pago anual, con el cual el trabajador tendrá acceso a una cuenta de ahorro en alguna institución bancaria (con los beneficios de una tarjeta de débito, generación de historial crediticio, acceso a productos financieros), un seguro por accidentes hasta por 25 mil pesos y servicio médico en casa.

Además, se puede descargar una app para realizar las transferencias de pago vía electrónica y la posibilidad, a decisión del beneficiario, de aportar una parte de su sueldo a su cuenta individual de ahorro para el retiro.