Empresas ponen el ejemplo en el cuidado del agua

Desde 1992, la Asamblea General de las Naciones Unidas instauró el 22 de marzo como el Día Mundial del Agua, con el propósito de llamar la atención sobre la importancia del agua dulce y la defensa de la gestión sostenible de este recurso.

Las aguas contaminadas y la falta de saneamiento básico obstaculizan la erradicación de la pobreza extrema y las enfermedades en los países más pobres del mundo. En la actualidad, 2,300 millones de personas carecen de instalaciones básicas de saneamiento, como baños o letrinas.

Según el Programa Conjunto OMS/UNICEF de Monitoreo del Abastecimiento de Agua y del Saneamiento, al menos 1,800 millones de personas en todo el mundo beben agua que no está protegida contra la contaminación de las heces.

En el contexto nacional, el gobierno mexicano junto a Islas Mauricio presentó ante la ONU los resultados de los primeros dos años de trabajo de su llamado a la acción sobre el agua, donde también dieron a conocer su agenda en tres niveles: entender la importancia del agua; integrar una agenda local, nacional y regional, y crear alianzas a nivel mundial.

Apegadas a sus políticas de responsabilidad social, empresas como grupo Toks se han preocupado por impulsar el consumo responsable de este recurso, poniendo en marcha acciones que buscan reducir el impacto ambiental de la cadena.

Urinarios secos: con estos se ahorra en promedio 2 litros de agua por cada ocasión que se utilizan; tomando en cuenta que anualmente establecimientos como este reciben 30 millones de clientes, se puede cuantificar un ahorro promedio de 60 millones de litros de agua.

Aireadores; gracias a estos dispositivos aireadores, cuya función es incorporar al agua burbujas de aire, se pueden reducir en promedio 4 litros de agua por minuto.

Máquinas Lava Loza de alta eficiencia; estas máquinas operan con agua pulverizada a presión lo que garantiza la completa limpieza de la loza utilizando un bajo volumen de agua.

Recuperación de aceite: El aceite vegetal usado puede ser recuperado y trasformado en biodiesel por empresas especializadas. Tomando en cuenta que un litro de aceite contamina 1,000 litros de agua, se evita la posible contaminación de millones de litros de agua.

Con este tipo de acciones, se pueden enfrentar con seriedad los problemas relacionados a la escasez de agua potable, y con ello concientizar en el hogar sobre la importancia de cuidar el agua.