Reintegra propone sentencias alternativas para jóvenes

Lograr que niñas, niños y adolescentes construyan un proyecto de vida alejado del delito y la violencia es posible, pero se requieren modelos integrales y exitosos, según declara la Fundación Reintegra, organización que desde el 2013 mantienen una tasa anual sostenida del 96% de éxito entre los jóvenes atendidos.

En la Ciudad de México, esta organización es la única autorizada por el gobierno local para brindar el cumplimiento en libertad de las medidas cautelares dictadas por el juez, mediante diversos programas como el llamado: “Construyendo Proyectos de Vida”, que trabaja el tema de la reinserción de adolescentes, atiende a hombres y mujeres de 12 a 17 años de edad que se han visto involucrados en el sistema de justicia para adolescentes.

En un comunicado, la organización señaló que los dictámenes a menores pueden ser perjudiciales, pues los jóvenes que entran al sistema penitenciario suelen aumentar su índice de criminalidad, por lo que resulta mejor que la persona adolescente cumpla la medida en Libertad, ya que el privarlo de esta favorece la escala en conductas delictivas

En México, los números de la encuesta intercensal del INEGI realizada hace tres años, reportaron que en el país existían 39.2 millones de niñas, niños y adolescentes, de los cuales el 33.9%, se encontraban en un rango de entre los 12 y 18 años, el rango más común entre los jóvenes que se acercan a las actividades ilícitas.

La Convención sobre los Derechos del Niño, aprobada por la Asamblea General de las Naciones Unidas en 1989, establece que durante la infancia las niñas y los niños, los cuales son definidos como cualquier persona menor a 18 años, deben recibir amor, salud, alimentación, el estímulo de sus familias y tienen derecho a estudiar, y a llevar una vida libre de la violencia y la explotación.