Construyendo una agenda en Responsabilidad Social

Martha Elizalde Durán
Coordinación de Consultoría y Comunicación
Facultad de Responsabilidad Social de la Universidad Anáhuac México

En México hay un gran número de empresas que apuestan por la responsabilidad social pero con diferentes grados de intensidad y compromiso. Tal como lo pudimos observar en la pasada entrega del distintivo Empresa Socialmente Responsable (ESR) otorgado por el Centro Mexicano para la Filantropía (Cemefi).

Esta diversidad se entiende desde todos los sectores y tamaños de empresa que gestionan con criterios de responsabilidad social y toman en cuenta su impacto en el entorno. Hay organizaciones que están muy avanzadas en el tema, que aplican mucho la responsabilidad social como estrategia de negocios y se muestran muy pendientes de las inversiones que esto genera, así como su medición y comunicación.

Aunque un poco más lento, las Pequeñas y medianas empresas (Pymes) van incorporándose a estos procesos, o incursionando en nuevos sectores. También observamos que hay organizaciones que todavía consideran que la responsabilidad social se dedica única y exclusivamente a acciones filantrópicas o asistenciales, motivados por las inquietudes personales, sobretodo, de la directiva. Y están las que tienes prácticas de responsabilidad social sin saberlo.

Recientemente se dieron a conocer los Objetivos de Desarrollo Sustentable de la ONU y cada vez más las empresas se interesan por alinear sus acciones a los mismos. Después de los primeros pasos en la construcción colaborativa de sus agendas y estrategias de responsabilidad social, también las Pymes empiezan a considerarlos y va surgiendo poco a poco, la necesidad de responder las siguientes preguntas:

¿Qué hacemos actualmente?
¿Qué podemos hacer?
¿A quién podemos atender?
¿Qué es lo más rentable?
¿Cómo involucramos a nuestros grupos de interés?
¿Cómo lo medimos?
¿Cómo lo comunicamos?

...

En Twitter
@FRS_Anahuac
@martiselizalde