Uso de WhatsApp podría ser considerado una adicción

1

De acuerdo con análisis académicos, la utilización de esta red socil puede tipificarse como una adicción

Actualmente, aún se discute si el uso de la red social WhatsApp podría ser considerado una adicción. Para Erika Villavicencio Ayub, coordinadora de Psicología Organizacional de la Facultad de Psicología, de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) lo es.

La académica reconoció que la dependencia a esta red social en los jóvenes ha avanzado a niveles alarmantes:

“No se encuentra en el Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales (DSM-5); sin embargo, por recientes estudios podría tratarse de una adicción a las tecnologías de la información y la comunicación”.

De acuerdo con un artículo publicado en la Gaceta UNAM, indicó que existen indicadores que pueden tipificar el uso de la red social como una adicción:

  1. Mentir respecto al número de veces que se usa.
  2. Presentar alucinaciones o vibración fantasma.
  3. Presentar estados de ansiedad cuando se baja la pila del celular.
  4. Aislamiento y bajo rendimiento en sus actividades diarias como el trabajo o la escuela.
  5. Sentir malestar emocional ante la imposibilidad de usar la aplicación.
  6. Necesidad de dosis (tiempos de uso) cada vez mayores para obtener los efectos deseados.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), una adicción es una enfermedad que se distingue por una dependencia hacia alguna sustancia, actividad o relación.

El uso de esta aplicación ha incrementado la tasa de accidentes vehiculares por gente que se distrae al momento de manejar, y por peatones que se ponen en riesgo al cruzar las calles mientras contestan un mensaje.

“Es importante sensibilizarnos en que las TIC son parte de la vida actual y no se pretende luchar contracorriente. Sin embargo, debemos aprender a utilizarlas correctamente para beneficiar la vida sin afectar la salud”, apuntó Villavicencio Ayub.

Explicó que es necesario diagnosticar la adicción para establecer un tratamiento, que en una fase inicial podría ser con terapia cognitivo-conductual.