Impuestos indirectos "agriarían" industria láctea

De continuar en la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), productores ganaderos deberán poner especial atención en los aranceles, debido a que el reajuste de los mismos podría afectar de manera indirecta la cadena productiva, afirmó Mauricio González Gómez, presidente de Grupo de Economistas y Asociados (GEA).

Durante la exposición del panorama económico del sector en el marco del Foro Nacional de Lechería, González Gómez afirmó que si bien la imposición de aranceles a lácteos podría ser benéfica para los productores, en la medida en que detonaría precios más competitivos, también podría perjudicar la industria debido al posible gravamen de insumos tales como el maíz, soya y medicamentos.

Actualmente, los productos lácteos que se importan de Estados Unidos no pagan arancel; sin embargo, los insumos que se requieren para la producción nacional están grabados con 16% de IVA.

"El gravamen en otras materias primas puede afectar de manera indirecta al sector; deterioraria la producción lechera", abundó.

De acuerdo con el Grupo de Economistas y Asociados, productores de leche mexicanos comercializan su producto en pesos, sin embargo, sus insumos están dolarizados, por lo que la producción del litro de leche no es comprada al valor que debería.

González Gómez, consideró que una manera de hacer frente a dicha circunstancia son los cupos de importación, estos podrían incentivar la producción interna pero no son una solución integral.

Para los productores mexicanos, es necesario "homologar los sistemas de comercialización, de manera que se importe solamente lo necesario para equilibrar la oferta y demanda del mercado interno" así lo afirmaron durante sus actividades en el foro.