¿Qué le espera al campo de México?

RENÉ SAÚL F.
CEO Fin Agro-Nomi Fin

Quisiera empezar esta columna con el anuncio que hizo nuestro Secretario de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación, José Eduardo Calzada Rovirosa en el mes de febrero, donde mencionó que México abastece el 20% de los alimentos que se consumen en los Estados Unidos de Norte América; un país con alrededor de 320 millones de habitantes, es decir que un aproximado de 64 millones de personas consumen nuestros productos anualmente. Eso es casi la población total de un país como Francia, o la población de Perú, Chile, Bolivia y Uruguay juntas, además de que también somos proveedores alimenticios de mas de 150 países.

¿Qué quiero decir con esto? Que México es un importante proveedor de alimentos a nivel mundial, razón por la cual debemos de ver esto como una gran oportunidad que tenemos para poder desarrollar mas nuestro campo, no solo a través de apoyos gubernamentales sino de todos nuestros sectores tanto empresariales como financieros. El trabajo en equipo es la habilidad para trabajar juntos hacia una visión común. ¡Hoy es cuando!

Francamente creo que el campo es uno de los mayores y mejores activos que tenemos como país.

Tomando en cuenta que nuestro campo carece de las tecnologías mas avanzadas que no solo ayudan a impulsar la eficacia del producto sino mejoran la ecología de su alrededor que cada vez es mas necesaria, sobre todo por los problemas ambientales que se están presentando en nuestro mundo. México es un jugador clave en el sector Agropecuario a nivel mundial. Con esos avances estoy seguro que crearíamos un mejor producto en un sector que día con día se vuelve mas rígido y estricto.

Creo firmemente que no debemos rezagarnos como usualmente lo hacíamos con nuestros recursos naturales en donde no reinvertíamos correctamente, que eso es la clave del éxito en cualquier negocio, reinvertir siempre.

Por lo cual pienso que debemos hacer una inversión constante y responsable que impulse nuestro campo hacia un mejor futuro. Esto no sólo garantizará un ingreso al sector privado, gubernamental sino reducirá, la migración, la pobreza y sobretodo mejorara las condiciones precarias en las que se encuentran nuestros campesinos que sin duda alguna son el pilar de este segmento.

Así que respondiendo a la pregunta de esta columna: Hoy en día el campo juega un papel mucho mas importante en nuestra economía de lo que muchos creen, sin embargo, el potencial que tiene es mucho mayor al que actualmente es utilizado, por eso creo que el futuro del campo está en nuestras manos…