Sector manufacturero invierte poco en ciberseguridad

En promedio los departamentos de TI (Tecnología de la Información), de las organizaciones gastan entre 5 y 10% de presupuesto anual en seguridad informática, sin embargo, el sector manufacturero es el que menos invierte en este rubro en México.

De acuerdo con cifras presentadas por directivos de Alestra y Fortinet, este sector se ubica por debajo de este umbral con apenas el 3% de su presupuesto de tecnología destinado a ciberseguridad, asimismo el sector del comercio minorista verá un mayor impacto, con un potencial de automatización mediante máquinas de 5.5 millones de empleos. El sector retail invierte más del 10% de su presupuesto de TI en ciberseguridad.

De acuerdo con un estudio de McKinsey, las tecnologías van a sustituir cerca de 5 millones de empleos en la industria manufacturera del país.

Fernando Zamora Rodríguez, director de producto de Telecom y Seguridad de Alestra, detalló que el sector financiero es el que más invierte en seguridad informática debido a la regulación propia del sector que los obliga a mantener altos estándares de ciberseguridad.

“El sector financiero invierte un 15% y es una cifra muy parecida a nivel global porque la mayoría de los bancos tienen directrices internacionales”, explicó.

Jorge Miranda, director de Ventas Regionales de Fortinet, agregó que, en promedio, una empresa tarda 210 días entre la detección de un ataque cibernético y su contención.

En el 2016, México fue el segundo país de América Latina donde se detectaron mayores amenazas, sólo superado por Brasil, de acuerdo con un análisis de la firma de ciberseguridad Symantec al igual qu la proporción ascendió al 2.09%, de acuerdo con el Informe sobre Amenazas para la Seguridad en Internet de Symantec. Este volumen lo posiciona cerca de Vietnam, el décimo país más atacado del mundo que concentró el 2.16% de las ciberamenazas y en el 2015 concentró el 0.58% de las amenazas globales.

A nivel mundial, los costos financieros del cibercrimen ascendieron a 125 mil 900 millones de dólares en 2016. México se ha convertido en una potencia en ciberataques.