Turismo dental en México tiene "buen colmillo"

El turismo dental en México tiene un valor actual de 1.3 mil millones de dólares anuales, particularmente en la frontera norte y el sureste del país, en donde visitantes de Estados Unidos, Canadá e incluso de Europa llegan al país para recibir tratamientos dentales.

David Hidalgo, director general de Ivoclar Vivadent, empresa con 25 años en el mercado mexicano, dijo que excepto Tamaulipas en este momento, en el resto de la frontera norte en el país, 40% de los pacientes que se atienden pertenece al segmento de turismo médico dental.

El representante del sector aseguró que este segmento va en incremento debido a la alta calidad y costo competitivo del personal dental en el país.

Dijo en conferencia de prensa que al año un importante número de estadounidenses y canadienses viajan a Tijuana, Ciudad Juárez y otras localidades para atenderse, debido al trato muy personalizado y profesional que tienen en México.

Esto ha motivado que las clínicas dentales de la zona realicen importantes inversiones en equipos para ofrecer atención y soluciones el mismo día, lo que los hace altamente competitivos. “Gran cantidad de pacientes canadienses y estadounidenses se atienden en México debido a la excelente calidad en personal y equipos dentales en la fronera”, reiteró.

En tanto, en la frontera del sureste, particularmente en el estado de Quintana Roo, permea el turismo europeo que, aunque acude con menor frecuencia, también genera derrama en el sector odontológico.

Sin embargo, pese a la alta calidad reconocida internacionalmente, en México el gasto promedio en prevención dental es de sólo dos pesos de cada 100, por lo que existe en el país un importante crecimiento de problemas de salud dental entre los connacionales.

Dijo que para resolver esta situación es pertinente una mayor educación entre la población, pues con un promedio de dos mil pesos anuales es posible mantener la salud dental de una personal.

Destacó que el sector dental en México se encuentra en un periodo vertiginoso de cambios radicales en la odontología, al dar paso a la era digital y los avances tecnológicos, para que el odontólogo realice tratamientos seguros, confiables, eficaces y precisos.