Las culpas de la obra el deprimido Mixcoac-Insurgentes

La obra para agilizar el tránsito vehicular, el deprimido Mixcoac-Insurgentes, una de las obras estrella de la administración del gobierno capitalino comandado por Miguel Ángel Mancera ya se inauguró sin acto protocolario este 29 de agosto.

►TE PUEDE INTERESAR► 5 OBRAS MAL HECHAS Y CARAS A PROPÓSITO DEL PASO EXPRÉS

El deprimido, que mide 1.3 kilómetros de longitud, va desde la bajada del puente de avenida Universidad hasta el puente de Molinos por los carriles centrales de Circuito Interior; cuenta con una gaza de incorporación de Insurgentes a Patriotismo y de Circuito Interior a Barranca del Muerto; así como una salida al Eje 8 Sur.

El conjunto de obras, incluido el llamado Parque lineal arriba del cruce de Insurgentes y Circuito Exterior, suma un costo aproximado de 6 mil 500 millones de pesos.

Las fallas

Escurrimientos de agua

La postergación de la apertura coincidió con la viralización de vecinos y activistas de fallas detectadas al interior del túnel como es una cascada, de tal dimensión que la activista en temas urbanos, Susana Kanahuati, fue grabada en video con un paraguas para cubrirse del agua.

Dichos escurrimientos de agua carcomen a algunas pilas del túnel.

Tuberías rotas

Susana Kanahuati misma recordó que durante la realización de la obra, que se llevó prácticamente dos años, los vecinos se quejaron de que hubo tuberías rotas que los dejaron tanto sin agua o con la pestilencia del drenaje.

Tala de árboles

También criticó que en la realización del parque lineal, más que árboles sólo pusieran ramitas sin sustituir los árboles que derribaron para el resto de la obra.

Malos acabados

Vecinos critican la humedad por las filtraciones de agua del deprimido, varillas expuestas, o cables para conectar a luminarias, que lucían aún sueltos.