Industria aeroespacial alcanza superávit de 1,400 mdd

La industria aeronáutica de México atraviesa por un “buen momento” en materia de inversión extranjera directa y alcanza un superávit comercial de cerca de 1,400 millones de dólares, afirmó el secretario de Comunicaciones y Transportes, Gerardo Ruiz Esparza.

Al inaugurar la sexta planta de Safran y Albany en Querétaro, con una inversión de 100 millones de dólares, el funcionario federal aseguró que México es el tercer destino de atracción de proyectos de Inversión Extranjera Directa (IED), después de Estados Unidos y Reino Unido.

Destacó que también se ha colocado como el séptimo proveedor del mercado estadounidense, y remarcó que el sector aeroespacial registró un crecimiento sostenido de 17% en materia de exportación.

En 2017, explicó, se contabilizó 7,600 millones de dólares por este concepto, con lo que alcanzó un superávit comercial de cerca de 1,400 millones de dólares. Actualmente se tienen más de 300 empresas aeroespaciales en México y en su conjunto generan más de 50 mil empleos, precisó.

El titular de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) sostuvo que sólo el nuevo complejo de Safran y Albany, ubicado en el Parque Aeroespacial de Querétaro, crearán unos 400 empleos en su arranque de operaciones y llegará a 600 conforme alcance su producción máxima.

“Hoy es un día relevante para la industria aeronáutica del país”, argumentó, y acentuó que en México hay confianza para seguir con la transformación, impulsada desde el inicio de esta administración, con más inversión y empleos.

En ese sentido, la embajadora de Francia en México, Anne Grillo, dijo que la firma de origen francés trae productos innovadores de última generación al país, por lo que contribuye al desarrollo de tecnología de punta en el sector.

“Todos los sabemos. Un país sin tecnología de alto nivel no tiene la capacidad de competir en el mundo actual”, manifestó.

Con esta inversión, indicó, México y Francia fortalecen su relación comercial y política, al tiempo que comparten una visión del mundo sobre los desafíos para lograr un desarrollo en favor del libre comercio.

Ruiz Esparza resaltó que la nueva planta producirá los álabes de ventilador, piezas necesarias para producir turbinas de aviones, como Airbus 320 y Boeing 737 Max, con manos mexicanas.

Adelantó que esta entidad espera la construcción de otra nueva planta de Safran, con una inversión de 25 millones de dólares, la cual se sumará para ser la séptima en el sector aeronáutico, e iniciará operaciones a finales de 2018.

En la actual administración Safran ha invertido cerca de 200 millones de dólares, con casi 5,700 empleos en el sector aeroespacial, añadió.