¿Por qué la compra de inmuebles es la mejor inversión?

La adquisición de un inmueble es considerada como una de las mejores opciones de inversión a mediano y largo plazos, y más aún si se compra en entidades de mayor plusvalía, aseguró el portal especializado Propiedades.com.

Refirió que algunas zonas metropolitanas del país tienen precios mucho más competitivos, como es el caso de Celaya, Guanajuato, donde el precio medio de un departamento es de 293,500 pesos; en Aguascalientes, de 300,178 pesos, y en Tula, Hidalgo, de 315,821 pesos.

En cuanto al precio de las casas, en Tecomán, Colima, el precio medio de un inmueble es de 357,000 pesos; en Piedras Negras, Coahuila, de 670,000 pesos, o en Zacatecas de 910,000 pesos.

Especialistas consultados por el sitio web inmobiliario señalaron que el ingreso corriente de los hogares mexicanos es de 46,521 pesos trimestrales, según la Encuesta Nacional de Ingresos y Gastos de los Hogares 2016 realizada por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

Agregaron que para ese gasto, en total serían 15,507 pesos mensuales, lo que implica cierta dificultad presupuestal para adquirir un inmueble; de acuerdo con una investigación realizada por el Centro de Análisis Multidisciplinario de la Facultad de Economía de la UNAM, en los últimos seis años cayó a 11.11% el poder adquisitivo del salario mínimo.

El analista de Real Estate de Propiedades.com, Leonardo González, explicó que en la actualidad los salarios reales registran pérdida en su poder adquisitivo, "por lo que la compra de una casa requiere de un mayor esfuerzo de ahorro".

Hoy en día las tasas hipotecarias que otorgan los bancos se mantienen estables y son bastante competitivas. "Los bancos han sido muy cuidadosos en términos de no incrementar las tasas para evitar una reducción significativa en el apetito de las personas para comprar”, indicó el director general de Tu Hipoteca Fácil, Fernando Soto-Hay.

Por su parte, Leonardo González expresó que lo principal es hacer una planificación a largo plazo, con el objetivo de considerar la compra habitual de un inmueble, o bien, perfilar esta adquisición como una opción de inversión.

Detalló que como inversión sería conveniente revisar qué ciudades han tenido la mejor plusvalía, ya que en un tiempo considerable se podría vender el primer inmueble adquirido y posteriormente comprar otro de mayor valor.

"El uso de nuevas tecnologías que mejoren el proceso de búsqueda y gestión de trámites, así como el uso intensivo de opciones de financiamiento son otras alternativas”, concluyó González.