Esta es la mejor opción para tener un patrimonio

Si no se cuenta con dinero para comprar de contado una casa, un crédito hipotecario es la opción, de acuerdo con la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), quien apuntó que cabe recordar que el pago del nuevo hogar no debe representar más de 30% del salario.

Apuntó que existen diferentes tipos de hipotecas que sin importar la edad, situación sentimental o esquema de cotización, son la oportunidad para tener un patrimonio familiar.

En la revista Proteja su Dinero, Condusef, explicó quellos créditos hipotecarios son un producto financiero que brinda la oportunidad de comprar la casa que se quiere sin tener que aportar de golpe una gran cantidad de dinero.

Advirtió la importancia de buscar el inmueble que cubra las necesidades de la pareja o familia, verificar la estructura física y tener especial cuidado en el papeleo y recalcó que antes de firmar, es importante comprobar que quien ofrece la vivienda es el dueño.

El organismo señaló que es importante que se analicen las posibilidades de pago, ya que es una cuota que se tendrá que pagar por varios años.

Explico que en caso de ser soltero o soltera y en activo laboralmente, el Crédito Tradicional Fovissste o el de Infonavit son una opción debido a que se puede utilizar para comprar una casa nueva o usada, construir en terreno propio, ampliar, reparar o mejorar la vivienda o para la redención de pasivos.

Para las los que están casados, está el Crédito Conyugal Fovissste, diseñado para los derechohabientes del Fondo de la Vivienda del Issste, donde los montos de los créditos se suman para que puedan comprar un inmueble de mayor valor.

De igual forma, el Crédito Conyugal Infonavit permite unir los créditos de forma mancomunada. Entre los requisitos para acceder a esta prestación está que los derechohabientes estén casados, cotizando y tengan al menos 116 puntos.

Para quienes ya se retiraron de la vida laboral, existe el Crédito Pensionados Fovissste que es una prestación para ex trabajadores que en etapa de servicio activo en la Administración Pública Federal, no gozaron de un Crédito Hipotecario de la institución.