Lo que el retail debe aprender del Tour de France

El Tour de France es la carrera de ciclismo más grande del mundo. Atrae a 12 millones de televidentes para cada una de sus 21 etapas y 6.5 millones de seguidores digitales a través de 190 países.

Estas cifras son la prueba de que la transformación digital es una gran herramienta de innovación y alcance. De tal manera que un evento deportivo con más de 100 años de existencia puede seguir rompiendo paradigmas.

1.- Los datos son la clave para alcanzar nuevas audiencias

Esta es un área que muchos retailers pasan por alto, especialmente los tradicionales. Antes de 2015, la recolección de datos durante el Tour de France era un proceso extremadamente manual y laborioso, con controles de tiempo y posición de ciclistas, a menudo por radio durante la carrera.

La solución técnica fue colocar localizadores GPS en cada bicicleta para monitorear la posición de cada competidor en tiempo real, transmitir estos datos a una plataforma de analítica y luego combinar diferentes variables como velocidad, pendiente y altitud para el análisis predictivo.

Para las tiendas, recolectar información en tiempo real, por ejemplo, los movimientos del cliente y combinar esto con su interacción impacta los resultados de negocio medibles; como el tráfico peatonal, las áreas de mercancía popular y las ventas en general. Los retailers todavía tienen un largo camino por recorrer antes de darse cuenta del potencial de los datos en sus negocios.

2.- Enfoque omnicanal

En el Tour de France, los datos y la información recopilados salen en todos los canales. A través de redes sociales, celulares, sitios web y transmisión de televisión. Las visualizaciones de datos que dieron vida a la carrera ofrecen una experiencia inigualable.

Los retailers que no se comprometen con sus respectivos canales en una experiencia consistente, corren el riesgo de enviar a clientes caprichosos, a seguir al competidor más cercano.

3.- Seguridad de los datos

La exposición mundial de un evento deportivo como el Tour de France pone en riesgo a todos los involucrados ante ciberdelicuentes que quieran compartir, intercambiar o manipular datos. Sin embargo, esta información está protegida contra estas diversas amenazas, pero sin comprometer el flujo de datos en tiempo real que hacen que el evento sea tan atractivo.

El Tour de France utiliza una plataforma de seguridad de siguiente generación que opera exclusivamente en la Nube, lo que permite un tiempo de respuesta casi instantáneo a las amenazas de seguridad. Otro secreto de este éxito es el nivel de colaboración con socios y patrocinadores en toda la carrera, trabajando de manera estrecha para garantizar que la protección sea hermética. La responsabilidad es colectiva.

4.- Alineación por departamentos

En el Tour de France todos deben trabajar desde el mismo reglamento, ya sean los conductores que transportan al equipo por Francia, los fisioterapeutas lidiando con los dolores y molestias de los ciclistas durante un máximo de seis horas por día, o las empresas de catering, quienes mantienen a todos alimentados por completo durante la gira de 21 días.

Dentro del sector retailer, a menudo hay una gran desconexión entre la función de TI y el resto del negocio: todas las cosas técnicas son tratadas en silos por la función de TI, lo que hace que sea imposible para el resto del negocio soportar un enfoque omnicanal.

5.- Empoderar a sus empleados

Contar historias y crear experiencias son los ingredientes que garantizarán la supervivencia y el florecimiento final de nuestras tiendas minoristas. Todos conocemos a los grandes jugadores como Apple, Victoria's Secret e Ikea, que mezclan lo significativo con la inmersión, hacen que la personalización sea accesible e intuitiva para todos y lo sustentan con un toque humano resonante.

En una línea similar, una de las razones principales por las que el Tour de France atrae a un público tan amplio y variado y esto se debe a su capacidad para contar historias convincentes. La gran cantidad de datos recopilados cada segundo significa que incluso los cuentos más fugaces y sutiles no pasarán de inadvertidos.