Reducen riesgo para detectar anomalías en embarazo

Selene Ramírez

En México, aproximadamente 15% de los embarazos presentan complicaciones obstétricas , se calcula que 30,000 mujeres quedan con alguna discapacidad derivado de ello, según la Encuesta Nacional de la Dinámica Demográfica (Eanadid).

Con el objetivo de combatir el problema y reducir el riesgo que ciertos estudios invasivos representan tanto para la madre como el feto, Gedeon Richter, farmacéutica especializada en salud femenina, anunció un acuerdo con Roche, para la distribución y comercialización de una prueba prenatal que identifica anomalías cromosómicas desde el primer trimestre de gestación.

Se trata de Harmony, una prueba que se realiza en mujeres embarazadas, a partir de las 10 semanas de gestación mediante una muestra de sangre, es decir, no resulta invasiva para el feto, los resultados permiten identificar algunas de las alteraciones más frecuentes: Síndrome de Down, Síndrome de Edwards y Síndrome de Patau. Además brinda la posibilidad de conocer el sexo del bebé, apuntó la doctora Dora Gilda Mayén Molina, presidenta de la Asociación Mexicana de Genética Humana.

El test ha demostrado ser de utilidad en más de 30,000 mujeres de diferentes edades al disminuir el empleo de métodos invasivos de alto riesgo. “Uno de los principales objetivos de la prueba es que la mujer embarazada reciba asesoría” en caso de presentarse algún defecto congénito, “así como información temprana respecto al peligro de que el futuro bebé los presente”, apuntó Mayén Molina.

Harmony ya se encuentra disponible en el mercado mexicano a través de los laboratorios Gedeon Richter y Roche, los resultados de análisis son entregados al solicitante en 5 días, además, Jordi Fernández Capo, director de división diagnóstica de Roche México, comentó que ésta supone un ahorro de 20% respecto a otras similares.