Necesario cambiar el paradigma agroalimentario

Edna Odette González

México tiene lo necesario para ser potencia a nivel global en el sector agroalimentario y de acuerdo con Shay Eliaz, socio de Deloitte Consulting, NYC, uno de los principales retos que la nueva administración es la exportación de los alimentos.

De acuerdo con el especialista “muchas cosas pueden cambiar en términos de exportación de alimentos y en ese sentido, la nueva administración podría trabajar en reformas y políticas que apoyen la exportación”.

Durante la ponencia magistral “El futuro de la alimentación global” en el marco del Business Summit Agronegocios 2018, Eliaz celebró la incertidumbre que genera la entrada del nuevo gobierno, ya que gracias a ella es posible proyectar distintos escenarios y prepararse para el futuro.

Para el 2050, en el mundo existirán entre 9,000 millones y 10,000 millones de personas, cuya alimentación necesitará ser satisfecha; en ese sentido, se torna urgente transformar el sistema alimentario que hasta ahora ha quedado rebasado.

El especialista invitó a los asistentes del foro a pensar “fuera de la caja” y ver el panorama global desde diferentes perspectivas.

“Enfocarnos en lo que ya sabemos y en lo que no y construir a partir de ello”, dijo.

Cuando pensamos en el mundo de la alimentación y la agricultura existe una brecha enorme entre lo que comemos y cómo producimos lo que comemos, comenta.

Hoy 800 millones de personas duermen con hambre y la ironía es que muchos de ellos son los propios agricultores; por ello, es necesario reducir el desperdicio y la pérdida de alimento que actualmente va entre el 35 y 40 por ciento.

Para el experto, “un sector muy limitado de la población consume una gran parte de lo que produce la Tierra y esto genera un gran desequilibrio.”

si

El desperdicio de alimentos se explica debido a un problema de infraestructura y conectividad, ya que en muchos lugares no existen los mecanismos necesarios para hacer llegar el alimento a poblaciones recónditas.

Shay Eliaz considera que el sector debe trabajar de manera conjunta en impulsar la pequeña producción, tal cual lo hacen mercados tan relevantes como India y China.

Hay mucho esfuerzo que el mundo está intentando hacer para ayudar a pequeños granjeros brindándoles acceso a información y capital.

“El progreso es lento pero sí hay progreso”, concluyó el experto.

La bienvenida estuvo a cargo de Eduardo Orihuela, presidente de la Confederación Nacional de Propietarios Rurales (CNPR), Carlos Moya Vallejo, socio líder de clientes e industrias de Deloitte México y Fernando Ferrer, vicepresidente de Relaciones Institucionales de Grupo Mundo Ejecutivo quienes coincidieron en que el foro busca impulsar el intercambio de ideas en aras del campo y en beneficio de los actores que integran el sector en México.

“El propósito de esta cumbre es plantear los retos ante el nuevo escenario que trae consigo la administración entrante y que para muchos, plantea incertidumbre”, dijeron.