"Rogue One: A Star Wars Story" y "Sing" atrajeron al gran público en las salas de cine de Estados Unidos durante el fin de semana de Año Nuevo, dejando abultadas recaudaciones en las boleterías y despidiendo al 2016 de la mejor manera.

El año entrante estará lleno de nuevas entregas para el mundo cinematográfico; la nostalgia, secuelas, remakes y adaptaciones, todo esto tendrá el séptimo arte para los cinéfilos de corazón.

Páginas