5 cosas que no conoces de internet y de los centros de datos

HÉCTOR SILVA*

Las redes y los centros de datos de la actualidad juegan un papel clave en la creación de los servicios modernos basados en Internet, y a medida que nos aproximamos hacia la mitad del año, es importante destacar algunas de las diferencias que surgen entre los centros de datos y la forma en la que se utilizan, así como las principales tendencias que están dando forma a Internet:

1. No todos los centros de datos son creados iguales

Naturalmente, los centros de datos, al igual que otros grandes sistemas de infraestructura, varían tanto como sus propietarios y los objetivos que se tengan para cada uno de ellos. Entender las diferencias es importante.

Proveedores de Servicio (PS) – Los PS proporcionan los cimientos de la red central de Internet y esta parte de su modelo empresarial es similar al de las compañías de servicios públicos. Debido a que la presencia de grandes Proveedores de Contenido de Internet (ICP), como Amazon Web Services (AWS) y Google, sigue creciendo en la región, los PS se están posicionando como una solución local, que ofrece servicios de interconexión y de centro de datos en un mismo lugar. Los PS tienen centros de datos, tanto para sus propias necesidades, como para ofrecer servicios de conectividad a empresas e instituciones financieras.

Centros de datos para múltiples usuarios independientemente del operador (CN-MTDC por sus siglas en inglés) – Este segmento tiene un modelo empresarial similar al del sector de bienes raíces, donde la infraestructura del centro de datos se crea con el objetivo de arrendarlo a diferentes empresas que posiblemente dependan de una amplia variedad de proveedores para atender sus necesidades de comunicación. Es decir, los CN-MTDC generalmente venden espacio, potencia y conexiones cruzadas. A diferencia de los centros de datos que prestan servicios a proveedores individuales de contenido de Internet (ICP), este segmento pone un mayor énfasis en la flexibilidad de interconexión con el fin de atender las necesidades más diversas. El segmento de los CN-MTDC se caracteriza por un crecimiento moderado en comparación a los ICP y por una mayor consolidación entre los participantes que quieren lograr economías de escala.

Proveedores de contenido de Internet (ICP por sus siglas en inglés) – Entre estos se encuentran compañías como Google, AWS, Microsoft Azure, Facebook y Apple. Se enfocan en prestar servicios tanto a consumidores como a empresas. La principal tendencia en la actualidad entre los ICP es la necesidad de acercar el contenido al usuario o al borde de la red para mejorar su experiencia y poder servir a las aplicaciones que requieren baja latencia.

Al ser el segmento de mercado con la mayor proyección de crecimiento, es común que se preste mucha atención a los sistemas que entregan datos en las áreas metropolitanas de alta densidad. Es un negocio altamente competitivo y con enormes presiones en términos de precio, particularmente en el segmento en que compiten AWS y Azure de Microsoft, dedicado a intentar captar el creciente número de compañías que optan por tercerizar su infraestructura de TI.

Centros de datos de empresas privadas y entidades gubernamentales – Estos son los centros de datos propiedad del cliente que solían albergar todos los datos y aplicaciones de una empresa, y que cada vez están tercerizando más los datos y las aplicaciones menos sensibles hacia centros de datos públicos. Esto ha creado la necesidad de servicios de “conexión directa” que garanticen la seguridad y el buen funcionamiento de las conexiones a los centros de datos públicos.

2. Los consumidores quieren más de su servicio de Internet

Las compañías y servicios de última generación dirigidas al consumidor están siendo creados sobre redes móviles y residenciales, las cuales requieren de una infraestructura más amplia para poder cambiar y adaptarse a lo que los consumidores demandan de ellos. Piensa en Netflix, Uber, Twitch y el impacto que tienen en los consumidores y en las redes de las que dependen. Por ejemplo, en Brasil, Airbnb prevé 20 mil alojamientos alrededor de Rio de Janeiro durante los próximos Juegos Olímpicos. Eso equivale a que consumidores individuales administren 100 hoteles de gran tamaño.

Para los proveedores de servicio, este mercado requiere de mayor atención en la replicación de alta velocidad de datos, una gran capacidad de almacenamiento, así como conexiones de alto rendimiento al borde de la red.

3. Las empresas y los nuevos negocios digitales se están convirtiendo en grandes desestabilizadores

En el año 2016, la tecnología está permitiendo la creación y el despliegue de nuevos modelos empresariales a un ritmo nunca antes visto y esto, evidentemente, tiene un impacto importante sobre los centros de datos.

Este mundo de experiencias de los consumidores y decisiones de compra cada vez más complejas requiere de conexiones e integraciones armonizadas y coordinadas con una variedad de negocios, personas y cosas que están fuera del control de una compañía específica.

Estas tendencias favorecen a los centros de datos y redes que son ágiles y propensos a una rápida integración, adaptación, escalamiento y rendimiento, al tiempo que limitan el riesgo a lo largo de un ecosistema empresarial con diferentes propietarios, e interdependencias críticas.

4. Se aproxima la TI híbrida

La demanda por los servicios en la nube no muestra señales de disminuir. De acuerdo con Gartner, la red empresarial promedio experimentará un crecimiento anual compuesto del 28% en el ancho de banda, como resultado de la computación en la nube, los dispositivos móviles y el streaming de video. Sin embargo, no es realista ni rentable creer que los centros de datos actuales y los modelos de computación en la nube, por sí solos, podrán llevarnos hacia el futuro.

Lo más probable es que empecemos a ver un abordaje híbrido, es decir, una interrelación de TI tradicional, nubes privadas, nubes públicas y nubes híbridas, en donde el énfasis se centrará en poner las aplicaciones y los activos de datos donde puedan proporcionar el mayor valor para al negocio. Las instalaciones en el sitio, fuera del sitio y de terceras partes y proveedores de servicio trabajarán en conjunto para bajar la latencia, los costos y disminuir el volumen de los datos y las distancias que deben recorrer.

5. Los Proveedores de Servicios Gestionados están contemplando seriamente la utilización de SDN y NFV

En su conjunto, los cuatro puntos anteriores describen una fotografía bastante clara sobre cómo las redes o el componente de “conexión” de nuestro mundo digital tienen que cambiar en esencia y con relativa rapidez para poder satisfacer las demandas de los consumidores. Lo que también es cada vez más claro es que la virtualización de las funciones de la red (NFV) y las redes definidas por software (SDN) serán el elemento central para dicha transición.

Cuando se aplica a las redes, la virtualización posibilita una reducción drástica tanto de los gastos de capital como de operación, al tiempo que habilita una gama ilimitada de paquetes y ofertas de servicios gestionados. NFV permite que las funciones de la red se desvinculen de las conexiones y los dispositivos físicos, lo que a su vez da lugar a la reducción y consolidación de los equipos físicos. El concepto de SDN consiste en separar las funciones de control, el reenvío de tráfico y otras funciones, lo cual no es posible con los sistemas actuales, así como hacerlos programables.

A medida que continuamos evolucionando hacia una sociedad más enfocada en las aplicaciones y en los servicios bajo demanda, es innegable que los centros de datos, y los proveedores de servicios y contenidos de Internet tendrán que asumir un enfoque pragmático con respecto a la arquitectura de la red y su oferta. Ante este rápido cambio en la tecnología actual, estas demandas crecientes garantizarán que la red sea más importante que nunca.

*Director General de Tecnología, Ventas Estratégicas para la región del Caribe y América Latina (CALA) de Ciena