¿Qué se debe considerar al elegir nube?

SABINA JAUSOVEC*

Mudarse a la nube trae grandes beneficios como: velocidad, potencia, escalabilidad, agilidad, mayor eficiencia y seguridad; sin embargo, también implica resolver uno de los mayores desafíos para los profesionales, que es el de implementar las distintas características de privacidad a través de múltiples plataformas, tecnologías, proveedores externos, geografías, usuarios internos de información y clientes.

Cualquier organización corre el riesgo de tener fallas de seguridad y filtraciones de datos, por lo que las empresas deben elegir la mejor forma de brindar una experiencia segura a sus usuarios a través de distintos ambientes de aplicación.

Dependiendo del tipo de servicios de nube utilizados (Saas, PaaS o IaaS), los roles y responsabilidades relacionadas con la seguridad y privacidad de la información pueden variar. Estos modelos de servicio reparten la responsabilidad de acuerdo con su riesgo y capacidad para mitigar filtraciones de datos de una manera completamente distinta.

Es importante que los profesionales de la privacidad entiendan la interacción entre los distintos modelos de servicio de nube utilizados por su organización, la arquitectura, el tipo, la infraestructura subyacente y los proveedores externos involucrados en los servicios, así como la manera en que se transmite la responsabilidad de su información a lo largo de la cadena operativa.

Consideraciones de privacidad cuando se construye una estrategia de nube

Los usuarios de nube deben asegurarse de que la información personal sea almacenada, procesada y protegida adecuadamente. Cuando se tiene un ambiente multi-nube, las organizaciones pueden tener un mejor manejo de las preocupaciones sobre privacidad.

Soluciones internas y externas

Si lo comparamos con una ejecución interna, almacenar datos e implementar soluciones de TI en una nube externa puede resultar una mejor opción para la privacidad de la información personal.

Una solución creada desde el interior puede proveer algunas ventajas, pero también puede exponer la información a un riesgo mayor si la organización no tiene suficiente seguridad, recursos y experiencia para protegerla en todo momento. Este tipo de modelos exigen espacio en servidores, hardware y sistemas de enfriamiento para asegurar la disponibilidad e integridad de la información. Las organizaciones necesitan crear una infraestructura segura para lidiar con fallas, errores de software, parches, actualizaciones y monitoreos.

Las implementaciones internas también exigen una importante inversión por parte de las empresas, pues una organización debe contar con el espacio necesario, las soluciones y el equipo capacitado para operarlas.

*Consultora corporativa de Rackspace especializada en privacidad y protección de datos.