4 aspectos para no descuidar en tu negocio web

CONSTANZA MARTIN
Neolo.com

Internet evoluciona como canal de ventas y son cada vez más los rubros que pueden encontrar un lugar e impulsar sus ventas a través de la web. Esto requiere, sin embargo, una especialización creciente en la forma y en el contenido de esa presencia comercial online. ¿Cómo mejorarla? Estos son los cinco puntos clave para mantener en forma y no descuidar la presencia online de tu negocio.

1. Diseño, redacción y voz de la marca

La imagen de la marca es de absoluta importancia en todos los rincones de la web. Aunque un buen diseño por sí solo no es garantía de éxito, sí o sí debe ser adecuado a nuestra marca para llamar la atención de nuestro público objetivo y explicarles a simple vista cómo somos y qué ofrecemos. Esto debe complementarse con una redacción y un tono de comunicación que hable el idioma de nuestro target. La buena noticia es que a diferencia de otros medios, en Internet nos daremos cuenta de inmediato si estamos haciendo bien o mal las cosas: las personas no demoran en dar su opinión con interacciones positivas, negativas o con absoluta ignorancia.

2. Calidad del producto o servicio

No sirve de nada invertir tiempo, esfuerzo y dinero en realizar una comunicación online impecable para luego entregar un producto o servicio deficiente. Y no sólo se trata de una cuestión moral: si haces las cosas mal tus clientes se encargarán de darte mala reputación muy rápidamente. Y aunque para todas las empresas es normal tener que lidiar con comentarios negativos, cuídate de que si existen, sean minoritarios. Para ello sólo existe una opción: asegurar la calidad de tus productos y servicios (entrega incluida) antes de salir a venderlo con todo el arsenal.

3. Arquitectura web y hosting confiables

Muchos dicen que construir una web está más cerca de un trabajo arquitectónico que de diseño. Y es así porque la forma en la que se programan cada uno de los elementos de un sitio web puede ser sólida o deficiente. Pero al igual que un edificio, mientras más prolija y responsable sea la construcción, más segura y duradera será la web. Sucede lo mismo con el hosting o almacenamiento web. Como explica Neolo.com, el hosting es “el servicio que consiste en mantener tu sitio web funcionando en Internet las 24 horas desde nuestros servidores”. Si los sitios web fueran carpetas con fotos y papeles, el hosting sería el mueble archivador donde se guardan. La fiabilidad y estabilidad de estos servidores de web hosting también son de suma importancia para garantizar rapidez y seguridad a nuestros usuarios y a nuestro negocio.

4. Estrategia adecuada de marketing digital

Llevar y mantener actualizadas las cuentas en redes sociales requiere tiempo, esfuerzo, creatividad y dinero. Programar anuncios pagos por click como Google AdWords es una inversión generalmente alta que debe ser bien pensada. El SEO (o posicionamiento orgánico en buscadores) requiere gran volumen de trabajo y demora meses en dar resultado. ¿Qué significa todo esto? Que cada paso debe ser bien analizado y formar parte de una estrategia adaptada tanto a la marca como al presupuesto. A veces invertir en un solo medio publicitario es más efectivo que intentar abarcar todo, mientras que otras veces con uno solo no alcanza. Lo importante es realizar un plan consciente y adaptarlo a la respuesta del público.