Asistentes personales en smartphones, sin convencer

La Inteligencia Artificial se ha convertido en el siguiente objetivo de desarrollo tecnológico con grandes inversiones comprometidas por empresas como Google, Amazon o Facebook. Uno de los principales usos de esta tecnología es en asistentes personales, mediante aplicaciones o integrados en el teléfono como Alexa de Amazon o Siri de Apple. Sin embargo, a pesar del interés de las empresas por ampliar su uso, hasta ahora estos asistentes no alcanzan ni la mitad de los usuarios de smartphones.

Datos publicados por Verto Analytics muestran que 44% de todos los teléfonos inteligentes en Estados Unidos tenían una aplicación de asistente personal que se utilizó al menos una vez en mayo de 2017, por debajo de otras aplicaciones de ayuda o consulta de información, además de que su crecimiento se ha alentado.

El estudio advierte que 34% de los usuarios contaban con una aplicación de búsqueda como Wikipedia, Yelp o Google, mientras que 87% tenían un navegador instalado a través del cual accedían a sitios de búsqueda.

Hay que considerar que asistentes como Siri o Google Now están integrados en los teléfonos inteligentes con sistemas iOS y Android, respectivamente, por lo que no es sorpresa que el porcentaje de penetración sea superior a aplicaciones de búsqueda como Yelp o DuckDuckGo. En ese sentido, existen diferencias entre la instalación y el uso efectivo de la aplicación.

Al respecto, Verto Analytics señala que el tiempo de uso de estas aplicaciones, respecto al tiempo que los usuarios dedican a todas sus aplicaciones dentro de sus smartphones, es aún muy pequeño.

Específicamente, el uso de los asistentes promedia unos 12 minutos por usuario al mes, o menos de 0.1 por ciento del tiempo total que los usuarios dedican a las aplicaciones de los teléfonos inteligentes en general. De hecho, durante los últimos 12 meses, los consumidores parecen haber gastado aún menos tiempo con estas aplicaciones: mientras que el número promedio de usuarios de aplicaciones de asistentes personales en general se ha mantenido relativamente estable, el promedio de tiempo gastado por usuario ha disminuido.