Impulsando la innovación en el mundo digital

ALEJANDRO RAFFAELE
Country Manager Red Hat México

En la economía digital actual, cada compañía es una empresa tecnológica. La tecnología de la información, además de apoyar el negocio, debe generar una ventaja competitiva. Pero para que esto ocurra, tanto la TI como el negocio deben transformarse para triunfar.

El mundo está cambiando a mayor velocidad que en el pasado, y nadie sabe qué es lo que sucederá la semana entrante, el próximo mes o año. Muchas organizaciones son muy buenas en la planificación estratégica, pero tomar ese camino ante un escenario cada vez más impredecible plantea ciertos riesgos. Nuestros planes pueden quedar desactualizados, incluso antes de que lleguemos a realizarlos. Es por esta razón que tener una infraestructura de TI abierta y flexible nos puede ayudar a adaptarnos a los cambios con mayor velocidad.

Los líderes empresariales, tanto los CEO como los CIO, se están preguntando cómo pueden ser más ágiles, reaccionar con rapidez o capitalizar mejor sus inversiones en TI para realizar la transformación digital de sus organizaciones. En este contexto, el open source se posiciona como la mejor respuesta ante la disrupción digital.

La innovación abierta y colaborativa impulsa las principales tendencias tecnológicas, a través de individuos que se animan a buscar nuevas soluciones para viejos problemas. Los valores del open source como la meritocracia, la colaboración y la transparencia, juegan un papel fundamental para dar lugar a nuevas ideas y romper paradigmas, logrando un mayor desarrollo tecnológico.

¿Qué nos depara el futuro?

Las organizaciones tienen la mirada puesta en los desafíos de la transformación digital y las posibilidades que ofrece la nube, así como nuevas tecnologías como contenedores, la integración DevOps y microservicios para potenciar sus inversiones en infraestructuras y desarrollar aplicaciones modernas. Muchas veces estos cambios exigen hacer una transformación profunda en la manera de concebir a la tecnología para convertirla realmente en el motor de la innovación del negocio.

Este año, será el año de la nube. Su adopción en todo el mundo ya es una realidad, porque permite a las organizaciones prestar un mejor servicio al ofrecer soluciones más ágiles y flexibles. Y frente a la nube se presentan opciones diversas, desde la nube privada, pública e híbrida hasta una estrategia multi-cloud que agrega resiliencia a través del desarrollo de aplicaciones en dos o más nubes.

En un entorno incierto, el objetivo del negocio es maximizar las inversiones en TI y balancear los presupuestos para incorporar tecnologías innovadoras. A medida que los costos sigan ejerciendo una gran presión, acelerar la entrega de servicios, mejorar el desempeño, elevar la capacidad de los autoservicios y fortalecer la conexión entre aplicaciones tradicionales y modernas serán claves para el éxito en este entorno digital. Y en este sentido, las soluciones open source se presentan como las más indicadas para ayudar a las compañías a conducir la innovación a una velocidad más rápida.