darktrace ciberseguridad

4 tácticas para resolver el déficit en ciberseguridad

Justin Fier, director de Ciber Inteligencia y Análisis para Darktrace

El año 2017 trajo una nueva ola de ciberataques que acapararon los titulares, específicamente, WannaCry y NotPetya. Y mientras muchos se centraban en saber quiénes eran los autores, todo esto sacó a la luz un problema: los equipos de seguridad se esfuerzan por reaccionar rápidamente ante un ataque computarizado, pero como defensores estamos intentando seguirles el paso a los atacantes.

¿Qué pueden hacer las organizaciones para mantenerse siempre un paso al frente de estos ataques cada vez más rápidos y sofisticados?

Deje que la inteligencia artificial haga el trabajo pesado

Estamos enfrentando un fuerte déficit de habilidades en ciberseguridad, por lo que la tecnología de IA puede ser de gran ayuda no solo a que nuestros equipos sean más eficientes, puede conseguir que sus profesionales de ciberseguridad se mantengan motivados y eviten el agotamiento.

La creatividad como aliada en la contratación

Los equipos de seguridad más efectivos son los más diversos, conformados por profesionales de ciberseguridad, ingenieros, analistas y especialistas de negocios. En 2018, necesitamos trabajar con tecnologías de inteligencia artificial que identifiquen, contengan y respondan ante las amenazas.

No pierda de vista qué pasa adentro de su red

Según una encuesta realizada por PriceWaterHouseCoopers (PwC), el 44% de los ataques en México fueron realizados por antiguos empleados; el 34.3 %, por hackers; y el 31.2 %, por competidores.

Para detectar una amenaza interna, se necesitan equipos y tecnología que puedan identificar, entender e informar comportamientos peligrosos por parte de usuarios o dispositivos, y que generen un alerta ante movimientos o cambios que sugieran la presencia de una incipiente amenaza cibernética.

Menos es más: Priorice las amenazas según su gravedad

Al implementar un sistema que clasifique las amenazas por su nivel de desviación de lo “normal”, los equipos de seguridad de todos los tamaños podrán investigar un incidente, resolverlo y pasar al próximo rápidamente, lo que generará un ahorro de tiempo y un flujo de trabajo más efectivo.

En Darktrace estamos seguros de que la inteligencia artificial puede hacer gran parte del trabajo pesado, priorizar alertas y responder de forma autónoma ante amenazas lentas, mientras que un enfoque más estratégico a la hora de contratar personal nos permitirá crear equipos más eficientes y efectivos.