Tecnología ¿amigo o enemigo de la niñez mexicana?

Es un hecho que la cosmovisión de la sociedad actual ha cambiado de manera vertiginosa y los niños ya no suelen salir a jugar a las calles como antes lo hacíamos nosotros en nuestra niñez. Sin embargo, aunque esta nueva generación es la encargada de afrontar los retos del mañana, la pregunta prevalece ¿qué tan recomendable es el uso de la tecnología en los niños? ¿El internet es un escaparate o una herramienta de positiva?

Según datos emitidos por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), en México 8 de cada 10 niños entre 6 y 11 años utilizan dispositivos electrónicos.

Por otro lado, un estudio de la Universidad de Wisconsin, en Estados Unidos, destacó que los niños entre 2 y 3 años responden en mayor medida a las pantallas táctiles, pues fomentan la interacción.

“Los dispositivos móviles han sido satanizados injustamente. Si se usan con cierto nivel de moderación, son herramientas que pueden estimular la lectura, la coordinación, viso-motora, y sobre todo la creatividad […] en Figment hemos creado aplicaciones que fomentan el desarrollo de una forma divertida, y que ayudan a los niños en vez de hacerles daño”, destaca Ricardo Ellstein, Director de Figment.

Es un hecho que el uso de todo lo relacionado a tecnología y niños debe ser concebido como algo natural y propio de lo actual, es por ello que Figment enlista 5 beneficios del uso de aplicaciones que más allá de ser perjudiciales para los menores pueden ayudar a su formación social y futuro desarrollo profesional.

Niños más creativos

: Las aplicaciones didácticas son muy beneficiosas gracias a los gráficos que manejan y a la interacción con el otro.

Mayor adaptabilidad

: Al tener que enfrentarse a diferentes interfaces durante el juego, los niños se vuelven adaptables y tolerantes al cambio.

Niños orientados a los retos y metas

: Muchas aplicaciones están conformadas por pequeños retos, los cuales pueden acostumbrar a los niños a estos retos y habilidades.

Infantes más inteligentes

: El mundo de las aplicaciones es vasto, y así como divierten también enseñan, con los diferentes colores, números, animales e información en general.

Mucha diversión

: Lo fundamental en la niñez es la diversión, al contar con sonido e imágenes, las apps se vuelven un imán para los pequeños.