3 de cada 4 empresas utilizarán chatbots en el futuro

El 75% de las empresas implementará una inteligencia artificial (IA) en forma de chatbots en sus compañías durante los próximos años, según un estudio publicado por The Economist.

Este tipo de IA se ha vuelto tendencia en la industria por su capacidad para responder preguntas de forma natural y aprender de las conversaciones.

Para Gustavo Parés, director general de Nearshore Delivery Solutions, “la industria bancaria es uno de los casos más representativos de los beneficios de los chatbots, pero también pueden ser usados para capacitar empleados, en servicio al cliente o como guías de museos”.

A continuación presentamos cuatro tareas que ya realizan los chatbots y que demuestran su versatilidad:

1. Servicio al cliente

Para responder a las dudas de los clientes de manera efectiva, muchas empresas integran chatbots a sus redes sociales. Así, los clientes resuelven sus dudas básicas con el autómata y dejan las preguntas complicadas en manos de ejecutivos humanos.

Esto, además de que ahorra tiempo a los usuarios en busca de respuestas, recursos para las empresas que los implementan y mejora el servicio a los clientes, gracias a los tiempos de respuesta y la facilidad de comunicación entre el cliente y la marca.

2. Capacitaciones de personal

Los chatbots son capaces de enseñar toda clase de temas, gracias a su machine learning y su personalización, siendo especialmente útiles para la capacitación de personal. Una de las ventajas más importantes de recibir capacitación de un chatbot es la capacidad de adaptación a las necesidades de una persona.

3. Guías de turistas

Un chatbot también puede promover y difundir la cultura. Un bot puede explicar y dar detalles sobre una exposición, los artistas, fechas, horarios y curadores responsables, interactuando con los visitantes de un museo.

Estos bots ya existen en diferentes museos alrededor del mundo como el Museo de Arte Moderno de Buenos Aires y el Museo de Anna Frank en Amsterdam.

4. Fomentar las ventas en línea

Los chatbots pueden ser programados para recabar información sobre el cliente, procesarla y orientarlos para comprar productos que podrían interesarles. Algunos chatbots incluso acompañan a los compradores en todo el proceso, desde la recomendación hasta el pago.

La versatilidad de los chatbots los vuelve excelentes integrantes de cualquier equipo de trabajo. Y su capacidad de aprendizaje hace de esta herramienta una atractiva opción para empresas e instituciones públicas de todos los tamaños. El futuro es ahora.