Una joven de Nueva York demandó a Zara luego de que en una prenda que compró venía una rata muerta, la cual le provocó una herida en el área donde tuvo contacto con esta sorpresa.