Marketing incluyente: MIT Sloan

Los especialistas en marketing deben replantear sus estrategias y ser más incluyentes para obtener la fidelidad de marca de las futuras generaciones de consumidores

Al igual que ocurren los cambios en diversos aspectos de la vida, en el mundo de la mercadotecnia pasa lo mismo; en los últimos años las marcas han modificado sus estrategias de marketing y de comunicación para enfocarse en un entorno más incluyente y socialmente responsable para seguir siendo competitivas.

A lo largo del tiempo, hemos visto la manera en que ha evolucionado la publicidad, la cual estaba muy segmentada por género; sin embargo, ahora los especialistas deben centrarse en públicos mucho más diversos.

En este contexto, en el artículo “El marketing debe ver más de dos géneros” publicado por el MIT Sloan Management Review México, Dipanjan Chatterjee y Nick Monroe destacan que los estereotipos tradicionales en los que las personas encajaban en conceptos y comportamientos predefinidos de masculinidad y feminidad, están dando paso a la inclusión que permite manifestaciones de género más individualizadas.

Entorno incluyente

Asimismo, los especialistas señalan que de acuerdo con un estudio de Ipsos, casi el 60% de los consumidores jóvenes entre 13 y 21 años pertenecientes a la llamada Generación Z;  creen que el género debe incluir opciones más allá de masculino o femenino; y lo mismo ocurre con los consumidores que se encuentran en un rango de edad mayor a este.

De este modo, las marcas han tenido que evolucionar y adaptarse a los cambios que se han dado en las reglas de género. En este sentido, Chatterjee y Monroe mencionan que usar un enfoque de primeros principios es la mejor manera de diseñar una estrategia de marca con base en los cuatro ejes del marketing:

  • Producto. Los especialistas en marketing deben revisar su portafolio de productos para evaluar si cumplen con las expectativas cambiantes de los consumidores.
  • Precio. Es un hecho, que se deben eliminar las estrategias de precios basadas en el género.
  • Promoción. La estrategia de comunicación debe adaptarse  a la nueva realidad sobre el género.
  • Punto de venta. Los espacios de venta tanto físicos como en línea no deben imponer expectativas de género.

Finalmente, las marcas deben tener un amplio conocimiento sobre cómo están cambiando las percepciones de género en el mercado, conocer el comportamiento, actitudes y hábitos de los consumidores y hacer que la marca se adapte y atienda las necesidades únicas e individuales de los clientes, sin importar el género.

Visit Us On FacebookVisit Us On TwitterVisit Us On InstagramVisit Us On LinkedinVisit Us On Youtube