5 maneras de promover la salud mental en las organizaciones

Generar espacios de trabajo que mejoren la calidad de vida de los colaboradores se ha vuelto prioritario para las empresas y sus áreas de Recursos Humanos

El confinamiento generado por la pandemia trajo consigo un gran número de cambios físicos, sociales y psicológicos. Millones de personas alrededor del mundo se han visto afectadas por esta situación con innumerables repercusiones en su salud mental.

De acuerdo con un estudio de la Organización Mundial de la Salud (OMS), estimaciones previas al COVID-19, indican que a consecuencia de la depresión y la ‎ansiedad se registraron pérdidas económicas anuales de casi un ‎billón de dólares en productividad.

Ambientes armónicos

En este sentido, las organizaciones se han visto en la necesidad de implementar nuevas estrategias productivas, orientadas al continuo crecimiento de los colaboradores. Al respecto, Mariana Bonilla, Customer Success Manager de UBITS, ecosistema de capacitación corporativa, la capacitación brinda bienestar a los colaboradores porque les da la posibilidad de salir de la rutina, reducir sus niveles de ansiedad y el estrés que en ocasiones produce la jornada laboral, permitiendo así un balance.

A continuación se presentan cinco estrategias para mantener un ambiente sano en las organizaciones, fomentar el bienestar y gestionar la salud mental de los trabajadores

1. Ambientes sanos. Generar espacios de trabajo armónicos que mejoren la calidad de vida de los trabajadores y la productividad de las compañías, es clave para propiciar la estabilidad laboral. Implementar actividades como la meditación puede ayudar a canalizar conflictos emocionales que son el detonante para una crisis.

2. Manejo del estrés. De acuerdo con UBITS, el estrés es una reacción natural del organismo que surge como respuesta ante situaciones que ponen en peligro la vida. Sentirse estresado es normal, pero padecer trastornos físicos y psicológicos a causa del estrés, no lo es. Existen cursos que ayudan a identificar las características y efectos del estrés, donde además se puede aprender ejercicios y técnicas para controlarlo.

3. Inteligencia emocional. Expertos sugieren que el primer paso para desarrollar la inteligencia emocional es conocerse a sí mismo, entender las reacciones y emociones que los estímulos externos generan y así mejorar las habilidades comunicativas.

4. Técnicas de PNL. La Programación Neurolingüística (PNL) que estudia el lenguaje humano, permite realizar un viaje al interior de la persona para que pueda alcanzar sus sueños a partir de un cambio de mentalidad. La forma en que se observa la realidad puede transformarse a partir de un cambio en los hábitos y actitudes, lo cual impacta diversas áreas de la vida.

5. Mindfulness para ser más efectivo. La filosofía basada en ejercicios de meditación puede ayudar a conseguir estados profundos de consciencia para alcanzar cambios personales, lo cual activará la atención en todas las actividades que se desarrollen. Aplicado en el campo laboral  contribuirá a obtener una mayor productividad.

Visit Us On FacebookVisit Us On TwitterVisit Us On InstagramVisit Us On LinkedinVisit Us On Youtube