Capacidades digitales de las empresas: MIT Sloan

El nuevo entorno demanda que las empresas adquieran nuevas capacidades mediante la colaboración con otras organizaciones para volverse más ágiles, escalables y estables

La acelerada adopción de tecnologías transformó la cotidianidad, la cual demanda que las organizaciones identifiquen cuáles son las habilidades y capacidades que necesitarán en los próximos diez años para innovar y hacer frente a los retos que se presentan en el nuevo entorno.

En este sentido, en el artículo “Los superpoderes digitales que necesita para prosperar”, publicado por el MIT Sloan Management Review México; Gerald C. Kane, Rich Nanda, Anh Nguyen Phillips y Jonathan Copulsky, destacan que durante la pandemia, se acrecentó el uso de herramientas tecnológicas, evidenciando que las empresas que contaban con guías para responder a las interrupciones digitales crónicas, estaban respondiendo de manera rápida y eficaz a la interrupción aguda originada por la pandemia.

Asimismo, los especialistas destacan que muchas de estas empresas terminaron acelerando sus esfuerzos de transformación digital.

Capacidades organizativas

En este contexto, el artículo refiere que las empresas que tienen más éxito al enfrentar el desafío de la transformación continua, son aquellas que innovan a través de la disrupción, mediante el desarrollo de cuatro capacidades organizativas clave:

– Agilidad: La velocidad en la que actúan las organizaciones y su capacidad de cambio cuando las circunstancias ameritan un giro en la dirección. Las tecnologías digitales permiten la agilidad en empresas resilientes.

– Escalabilidad: La segunda capacidad que permiten las tecnologías digitales es hacer frente a los aumentos y caídas exponenciales e imprevistos en la oferta y la demanda.

– Estabilidad: Permite que las empresas mantengan la excelencia operativa mientras giran ágilmente y escalan rápidamente. Esta capacidad es esencial para garantizar la confiabilidad de una organización durante las interrupciones.

– Opcionalidad: Se refiere a la capacidad de adquirir nuevas capacidades a través de la colaboración con otras empresas y organizaciones para volverse más ágiles, escalables y estables.

De este modo señala que cada una de estas capacidades está respaldada por tecnologías digitales como la computación en la nube, el análisis de datos, aprendizaje automático, ciberseguridad y otros, pero lo más importante es cómo las empresas manejan las tecnologías para transformarse en respuesta a la disrupción.

Finalmente, los especialistas destacan que ante la reapertura de las oficinas, las empresas están comenzando a experimentar las interrupciones generadas por la pandemia. Muchas de ellas desarrollaron nuevas capacidades digitales, sin embargo, a medida que se eliminen las restricciones, no volverán a funcionar como lo hacían antes de la crisis sanitaria. En cambio, es más probable que utilicen las capacidades obtenidas para generar una nueva ola de innovación y competencia.

Visit Us On FacebookVisit Us On TwitterVisit Us On InstagramVisit Us On LinkedinVisit Us On Youtube