Prácticas laborales injustas detrás de fabricantes: MIT Sloan

Fabricantes en el mundo se han hecho acreedores de críticas por recurrir a subcontratistas no autorizados

Las empresas que subcontratan la fabricación un día descubren que sus proveedores dependen de otros subcontratistas sin el conocimiento del comprador.

Peor aún es darse cuenta que los subcontratistas no autorizados operan en lugares de trabajo inseguros, ejecutan prácticas laborales injustas y que violan leyes ambientales y de salud.

De acuerdo con el artículo “Mitos sobre la subcontratación no autorizada” publicado por el MIT Sloan Management Review México, las empresas deben tomar en cuenta el uso de la analítica e ir más allá del precio, si quieren mejorar la visibilidad de la cadena de suministro.

En ese sentido, el texto reconoce que la subcontratación no autorizada es la pesadilla de las empresas que trabajan por mejorar la visibilidad de sus cadenas de suministro.

Muchos fabricantes en el mundo han sido criticados por recurrir a subcontratistas que empleaban a niños y practicaban el trabajo forzoso, en las plantas que producen bienes esenciales.

Las empresas buscan implementar códigos de conducta como parte de su cultura organizacional, realizan auditorías periódicas y exigen a los proveedores que adopten las normas internacionales de salud y seguridad.

Aunque la clave está en controlar el problema que representa la subcontratación no autorizada para lograr un compromiso de bienestar con los trabajadores que fabrican sus productos.

Mitos de la subcontratación

  • Aunque es una situación que se presenta a nivel mundial, no todas las compañías recurren a ella, sobre todo en los países en desarrollo. Según un estudio, el 57% de los fabricantes nunca se involucran en la práctica.
  • La subcontratación representa para un fabricante un ahorro de capital y pese a que el precio es importante, no es el factor que influye en el costo.
  • Los compradores de moda no visualizan las condiciones de trabajo en las fábricas informales, sin embargo, representan un gran poder para impulsar cambios en los procesos de producción.
  • Se cree que las empresas no pueden identificar a los proveedores no autorizados y prevenir los abusos, pero existe un modelo que predice en un 82% la precisión cuando se recurrirá a un subcontratista.
Visit Us On FacebookVisit Us On TwitterVisit Us On InstagramVisit Us On LinkedinVisit Us On Youtube