Inclusión y diversidad en las empresas: MIT Sloan

A fin de erradicar esta práctica, es necesario que los líderes de las compañías aprendan a identificar cómo se manifiestan los prejuicios sociales

A lo largo de los años, la discriminación se ha manifestado en las sociedades de todo el mundo y en el ámbito laboral no ha sido la excepción. De este modo, las personas son discriminadas y excluidas por su tono de piel, creencias, género, condición social, preferencias, entre otros aspectos.

En el artículo “Abordar la brecha de alianzas en el trabajo”, publicado por el MIT Sloan Management Review México, Katie Mehnert plantea que a pesar de que en los últimos años se han incrementado las acciones para que las personas sean mejores aliadas de los compañeros de trabajo que pertenecen a grupos marginados, la discriminación se sigue manifestando dentro de las organizaciones, a través de acciones como priorizar a las personas blancas que se postulan para un puesto de trabajo.

Prejuicios sociales

Asimismo, la especialista refiere que un estudio reveló que las mujeres de color estaban experimentando algún tipo de agresiones en el trabajo; sin embargo, los colaboradores no reconocieron las acciones de discriminación cuando se presentaron. En este sentido, señala que para erradicar esta práctica, es necesario que los líderes de las compañías aprendan a identificar cómo se manifiestan los prejuicios sociales.

Además, es necesario reeducar a los colaboradores a través de pláticas con expertos que aborden temas sobre diversidad, inclusión, discriminación y cómo detectar la poca tolerancia de los equipos de trabajo dentro de la empresa.

Promover la inclusión

Del mismo modo, destaca que las compañías deben establecer objetivos para contratar y promover a las personas sin importar su condición física, raza, género y preferencias, de lo contrario seguirán ignorando y excluyendo a la gente marginada. 

“Es posible que los gerentes de contratación juzguen a una candidata con criterios diferentes a los de los hombres, o descarten a un candidato de color como un pobre ajuste cultural.

Es por ello que las recomendaciones de la autora apuntan a que dentro de las organizaciones haya aliados de personas de otras razas, culturas, y géneros para cambiar los malos hábitos en donde se excluye la diversidad.

Finalmente, menciona que a medida que aumente el número de aliados efectivos que fomenten la inclusión, las organizaciones se fortalecerán y serán más incluyentes.

Visit Us On FacebookVisit Us On TwitterVisit Us On InstagramVisit Us On LinkedinVisit Us On Youtube