Ellos también sufren el deshielo en Groenlandia

0

La fotografía de unos perros esquimales en medio del agua se suma a las imágenes que muestran la gravedad del deshielo en Groenlandia

El científico del Instituto Meteorológico de Dinamarca, Steffen Olsen capturó la fotografía de unos perros esquimales tirando de un trineo con las patas bajo el agua. Esta rápidamente se volvió viral, pues se une a las imágenes de osos polares hambrientos, glaciares que empequeñecen, morsas varadas y lagos que se secan.

Olsen estaba en una misión de rutina en el noroeste de Groenlandia para recuperar herramientas de monitoreo oceanográfico y meteorológico colocadas por sus colegas en el hielo marino cuando se encontró con que el hielo marino, generalmente plano y blanco, estaba cubierto de agua, como resultado de una inundación por el derretimiento la capa de hielo de Groenlandia, la segunda más grande del planeta.

El científico publicó en la red social Twitter su opinión sobre la problemática que este hecho representa:

“Las comunidades en Groenlandia, principalmente indígenas, dependen del hielo marino para el transporte, la caza y la pesca. Serán los primeros afectados por el derretimiento de la capa de hielo, pero las repercusiones no se limitarán a Groenlandia”.

Así se ve la catástrofe climática

La temporada de deshielo de Groenlandia se extiende de junio a agosto y la mayor parte del derretimiento se produce en julio, el mes más caluroso.

Pero este año ya se han perdido enormes cantidades de hielo y hasta un 40% de Groenlandia experimentaba el derretimiento hasta el 13 de junio, día en que Olsen tomó su foto.

Desde 1972, la pérdida de hielo de Groenlandia ha sumado 13.7 milímetros (aproximadamente media pulgada) al nivel global del mar, según un estudio reciente. La capa de hielo de la isla es la principal fuente de agua que se agrega al océano cada año.

La pérdida de hielo puede tener un efecto amplificador en las temperaturas globales porque se refleja menos calor fuera del planeta.

Finalmente, a medida que el invierno se vuelve más cálido por la catástrofe climática global, el riesgo es que algún día el ciclo no se detenga o incluso se desacelere, y en lugar de perros esquimales con las patas bajo el agua en Groenlandia, hablemos de personas en Manhattan.