Grupo México derrama 3 mil litros de ácido sulfúrico

3

El presidente de México anunció que la Semarnat atenderá el caso

Grupo México derramó más de 3 mil litros de ácido sulfúrico en el Mar de Cortés tras una falla en las válvulas de sus tuberías durante un proceso de trasvase en la Terminal Marítima de Guaymas.

De acuerdo con un comunicado de la Administración Portuaria Integral de Guaymas (API) Sonora:

“A las 13:50 horas trabajadores de Grupo México procedieron a cerrar las válvulas e iniciaron con el rebombeo hacia los tanques para evitar un derrame considerable”.

Por su parte, Abraham Larios, administrador general de API Guaymas, indicó que los hechos se registraron cuando se realizaban pruebas para cargar un barco y se mantiene en colaboración con autoridades de la Secretaria de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat).

Las acciones que se tomarán

El presidente Andrés Manuel López Obrador anunció en su conferencia matutina que la Semarnat atenderá el caso.

“Sí tengo la información de este derrame en Guaymas. Ya va a intervenir la Secretaria del Medio Ambiente para atender este caso, para evaluar los daños. Es un hecho que sí hubo el derrame. Esa es la información que tengo y se va a actuar”.

Al respecto, la Procuraduría Federal de Medio Ambiente (Profepa) dio a conocer el inicio de la inspección por el derrame ocasionado por Grupo México. Señaló que la empresa presentó ante la institución el Aviso Inmediato de Derrames, Infiltraciones, Descargas o Vertidos de Materiales Peligrosos o Residuos Peligrosos.

“Las empresas que realizan actividades industriales que pueden presentar riesgo, deben contar con un Plan de Respuesta a Emergencias. A fin de llevar a cabo las acciones que se requieran para contener los efectos de algún evento que pueda generarlas”, indicó.

No es la primera vez de Grupo México

Esta no es la primera ocasión en la que el grupo minero es protagonista de un desastre ecológico de grandes magnitudes. En 2014, 40 mil metros cúbicos de lixiviados de sulfato de cobre acidulado se vertieron en el arroyo de Tinajas. Después, la sustancia se presentó en ambos cuerpos de agua (el río Bacanuchi y el río Sonora) con una afectación a 22 mil 878 personas.

Ante esto, la Semarnat identificó a la empresa fundada por Germán Larrea como la culpable del accidente. Tras el desastre, la compañía pagó una multa de 23.5 millones de pesos así como un fideicomiso de 2 mil millones de pesos con el fin de atender las afectaciones de la zona.

Otro incidente fue en la mina Pasta de Conchos en 2006. Varios túneles se colapsaron en la mina de carbón ubicada en Nueva Rosita de Coahuila. Ésta era operada por Grupo México y en el accidente fallecieron 65 mineros tras la explosión. El caso mostró incongruencias por parte del gobierno mexicano y la empresa.