Usura, prohibida en cobro de intereses, determina Suprema Corte

1

La usura puede configurarse por el cobro excesivo o desproporcionado en ambos tipos de interés

La Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) determinó que está prohibido el cobro de intereses excesivos o desproporcionados pactados en un pagaré, sin importar si se trata de intereses ordinarios o moratorios, ya que en ambos casos se tipifica como usura.

El alto tribunal explicó que de acuerdo con la Convención Americana de Derechos Humanos la usura es:

“una explotación del hombre por el hombre y se presenta cuando una persona obtiene en provecho propio y de modo abusivo, sobre la propiedad del otro, un interés excesivo derivado de un préstamo”.

Los intereses ordinarios son el rédito que produce o debe producir el dinero prestado, es decir, el precio pagado por el uso del dinero; mientras que los intereses moratorios consisten en la sanción que debe imponerse por la entrega tardía del dinero según lo pactado en el contrato.

En ese sentido, la Primera Sala determinó que la usura puede configurarse por el cobro excesivo o desproporcionado en ambos tipos de interés.

Aunque los intereses moratorios no son una consecuencia inmediata del préstamo, sino más bien una sanción, no debe perderse de vista que el incumplimiento está directamente vinculado a la obligación de pagar o satisfacer el préstamo en la fecha pactada.