Ilícitos contra IP suben 56%, denuncia Coparmex

2

El robo de mercancía, dinero o equipo de tránsito y la extorsión y cobro de piso son los principales delitos a los que se enfrenta la IP

El número de empresas que han sido víctimas de algún delito, creció en los últimos 12 meses, al pasar de 51 a 56%, informó la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex).

Al dar a conocer los resultados del indicador Más Seguridad, realizado mediante la plataforma Data Coparmex, el organismo precisó que lo anterior evidencia un aumento de cinco puntos porcentuales de julio de 2018 a julio de 2019.

El robo de mercancía, dinero o equipo de tránsito, con 22%; el robo total o parcial de vehículo, con 19%, y la extorsión y cobro de piso, con 15%, son los principales delitos a los que se enfrentan los socios de esa cúpula empresarial.

Morelos es el estado donde se encuentran el mayor número de socios víctimas, con 75%, y aseguró que en aquella localidad preocupan las condiciones porque tres de cada cuatro empresarios han estado expuestos a inseguridad.

 

►TE PUEDE INTERESAR►RECORTES PRESUPUESTALES PONEN EN RIESGO A INEGI Y CONEVAL

Cifras de la inseguridad

Guanajuato con 70%; Colima con 66% y Oaxaca con 66% también se han visto afectados por esos inconvenientes.

Contrario a ello, las entidades con menor porcentaje de delitos en contra de empresas son: Chihuahua con 37%, Coahuila con 41%, Yucatán con 43%, y Nayarit con 45 por ciento.

Pese a lo anterior, la Coparmex remarcó que dichas cifras, “hablan de una situación de inseguridad grave y generalizada en el país”.

En este contexto, el organismo del sector patronal llamó a las autoridades a poner en marcha acciones para reducir los niveles de victimización del empresariado.

“Es necesario crear un ambiente de seguridad en donde las personas y las empresas puedan desempeñar actividades productivas de forma segura y sin ser víctimas de algún tipo de delito. Sólo así se logrará impulsar el desarrollo económico de México”.

►TE PUEDE INTERESAR►¿CUÁL ES LA DIFERENCIA ENTRE DESACELERACIÓN Y RECESIÓN?