Último accidente nuclear ruso, el Chernobyl de Putin

0

El accidente nuclear en Rusia provocó el fallecimiento de cinco científicos rusos y tres resultaron heridos. También fallecieron dos militares.

Un accidente nuclear ruso ocurrido el 8 de agosto en Severodvinsk, que el gobierno de Rusia trató de esconder, podría ser, de acuerdo con The Wall Street Journal, “El Chernobyl de Vladimir Putin”.

Tras la explosión nuclear que provocó la muerte de, al menos cinco personas en una base militar del norte, las autoridades reconocieron que el accidente estuvo vinculado con pruebas de “nuevas armas”. Y, además, indicaron que el nivel de radiactividad excedió en más de 16 veces el habitual.

Sin embargo, el gobierno ruso es contradictorio en sus versiones. El portavoz del Kremlin, Dmitry Peskov, se negó a dar detalles y dijo a los periodistas que los “accidentes, lamentablemente, suceden”.

El 8 de agosto de 2019, a las 12:00 locales, inmediatamente después de la explosión, “seis de los ocho sensores de Severodvinsk registraron que los niveles de radiación eran entre cuatro y dieciséis veces superiores a lo habitual”, informó la agencia rusa de meteorología Rosguidromet en un comunicado.

Además aconsejó a los habitantes de Nyonoksa, un pueblo que habría sido el más afectado por su cercanía a la base, a abandonar el lugar a partir del 14 de agosto.

Una guerra nuclear

En un artículo firmado por el comité editorial del periódico The Wall Street Journal se calificó el incidente como “El Chernobyl de Vladimir Putin”.

“El mundo debería pensar en esto como el Chernobyl de Vladimir Putin hasta que haya pruebas públicas que demuestren lo contrario”, advirtió.

Además, en el artículo se lee que oficiales estadounidenses están tratando de averiguar qué pasó, pero una teoría es que la explosión fue una prueba fallida del nuevo SSC-X-9 Skyfall, un misil de crucero propulsado por energía nuclear que fue solicitado por Putin para eludir las defensas de Estados Unidos y atacar en cualquier parte del mundo”, se lee en el artículo.

Finalmente, la agencia Rosatom, confirmó que se probaba un motor nuclear y que, como consecuencia, fallecieron cinco científicos rusos, dos militares y tres resultaron heridos.