Eliminar fines de semana largos traerá pérdidas: Asetur

0

La actividad turística ya ha registrado bajas importantes, por lo que Asetur consideró la medida como preocupante e innecesaria

La desaparición de los fines de semana largos traerá pérdidas por 21 mil 512 millones de pesos para la actividad turística del país, indicó un estudio elaborado por la Asociación de Secretarios de Turismo de México (Asetur).

En coordinación con la Asociación Nacional de Cadenas de Hoteles y el Centro de Investigación y Competitividad Turística de la Universidad Anáhuac, el documento señaló que, el daño por eliminar los puentes es equivalente a 1.1% del Producto Interno Bruto (PIB) turístico anual.

El estudió también indicó que la afectación representa 0.7% del consumo turístico interior anual y 1.9 del consumo turístico interno anual en vacaciones y excursiones.

A través de un comunicado de la asociación se destaca que “contrario a lo que pudiera pensarse, México es uno de los países en donde más se trabaja, por lo que los asuetos planteados en la ley no representan un problema para la planta productiva”.

Propuestas alternas

De acuerdo con la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), México es de los países con mayores horas trabajadas por año, muy por encima de naciones como: Estados Unidos, Canadá, Chile, Alemania, Francia y Reino Unido, entre otros.

Por lo anterior, la Asetur y la Asociación Nacional de Cadenas de Hoteles proponen el fortalecimiento de la memoria histórica, sin afectar los beneficios de los fines de semana largos.

De igual forma,  el documento alerta que la situación actual del turismo reporta bajas importantes, ya que de acuerdo con el Indicador Trimestral de la Actividad Turística del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), el consumo turístico interno se ha reducido.

Finalmente, destacó que en 2019 se observó un retroceso en la ocupación hotelera, de acuerdo con los datos emitidos por la propia Secretaría de Turismo (Sectur), ya que en 2018 reportó 61% y en 2019 bajó a 60.3 por ciento.