Creatividad en tiempos de pandemia

0

¿Cómo se supone que los empresarios tenemos que salir adelante? La temporada de quejas y sugerencias ha terminado

Ferenz Feher
CEO de Feher Consulting

Debemos entender que mientras más rápido obtengamos las respuestas, pronto estaremos de nuevo operando nuestro negocio, que, por cierto, ya no será el mismo. 

¿Cuál es la mejor manera de generar nuevas ideas o conceptos?, ¿Cómo las asociamos con referentes ya tenemos registrados en nuestro cerebro? Estos procesos mentales o creativos difieren de una persona a otra, ya que la corteza cerebral y la creatividad varía, dependiendo de nosotros y de nuestras capacidades. En un ejemplo cotidiano, los seres humanos e incluso, algunas especies de animales, cuentan con una habilidad superior para resolver problemas del día a día; por ejemplo, algunos cuervos en Japón aprendieron a abrir nueces arrojándolas a la avenida e incluso, acatan las luces del semáforo antes de comerlas.

De hecho, hay miles de artículos en internet que hablan sobre la creatividad y la mejor manera de despertarla; siendo que en realidad, el proceso del pensamiento es un poco más complejo que simplemente llamar a tu interior y “despertar” un lado que no conocías para resolver problemas. Es preferible hablar del entrenamiento de la mente y la importancia de crear ciertos hábitos y ejercicios que ayuden a la unión de esas ideas nuevas con los pensamientos que antes tenías.

¿Cómo se despierta ese lado creativo y maravilloso? Fácil: cuando vives una situación al límite, que ponga en peligro algo que te importa. Es la rapidez que te hace tomar decisiones inmediatas y correr para estar a salvo. Pero no siempre tememos por nuestra integridad. ¿Qué es lo que ayuda para sacar de tu mente los pensamientos más disruptores que te harán diferenciarte de los demás? Aquí, algunas ideas que han funcionado antes:

1.-Observa todo. Las personas creativas no dejan ningún detalle a la imaginación. Analiza los ángulos, las opciones. Dale vueltas al mismo problema y si no lo has solucionado, seguramente es porque sigues viéndolo en la misma forma que se creó. Cambiar de perspectiva te ayudará a encontrar la respuesta.

2.-Elabora el horario de trabajo de acuerdo a tus picos de productividad. Dependiendo de lo que funcione en tu caso, perfecciónalo hasta dominarlo. Si tus picos de productividad son en la noche, aprovecha el día para dormir. Pero no olvides que si se trata de un trabajo en equipo, debes cooperar y adecuarte a los horarios de la mayoría.

3.-Sal de tu mente y sueña despiert@. Según Scott Barry Kaufman, psicólogo de la Universidad de Nueva York, esta práctica ayuda a evadir el presente e imaginar diversos escenarios en donde “la misma red cerebral asociada con la imaginación se vincule a la teoría de la mente; esto nos permite imaginar lo que piensa alguien o fantasear sobre cómo será nuestro ‘yo’ futuro”.

4.-Muestra empatía. También para activar el pensamiento creativo ayuda ser empático y ponernos en los zapatos de alguien más.

5.-Arriésgate. Las personas que son más creativas constantemente arriesgan su estabilidad, para buscar soluciones más apropiadas. De hecho, se podría afirmar que las personas creativas mantienen el riesgo en uno o en todos los aspectos de su vida.

Todos somos creativos de una u otra forma. Si no me crees, te propongo un ejercicio simple: imagina que siendo como eres, te han encomendado una tarea sumamente sencilla, alguna que no dominas nada bien. Para algunos, podría ser bailar una danza polinesia, para otros, hablar en público… ¿Cómo lo resolverías? Si ya tienes la respuesta: Felicidades. Eres muy creativ@ para resolverlo tan rápido.

Ferenz Feher
CEO de Feher Consulting