Intercambio de datos es ventaja estratégica: MIT Sloan

0

El intercambio de datos es el nuevo detonador de la actividad económica, por ello es importante conocer sus implicaciones, plantea MIT Sloan

Actualmente, los datos no tienen un mercado global transparente, esto limita el margen de maniobra de las empresas y demás organizaciones, en su tratamiento y aprovechamiento.

De acuerdo con José Parra-Moyano, Karl Schmedders y Alex Pentland, autores el artículo Lo que un líder necesita saber sobre el intercambio de datos para el MIT Sloan Management Review México “el hecho de que los datos no se comercialicen de manera transparente es ineficiente en el plano económico. Ya que no pueden trasladarse a las empresas, para las que generan los conocimientos más valiosos”.

Por otro lado, detallan los autores, no existen términos estándar para la compra de los mismos, y esto impide la asignación de recursos por parte de la organización.

En ese sentido, el intercambio de datos presenta un panorama diferente. Es una actividad administrada y controlada por una fundación, empresa privada o una cooperativa de usuarios.

Los autores consideran que el intercambio de datos genera valor estructurando, agrega y vuelve anónimo lo que los proveedores comparten voluntariamente, y permite que terceros ejecuten algoritmos en ellos.

“Los intercambios de datos están surgiendo en todo el mundo, con Estados Unidos como líder, seguido de cerca por Singapur, Australia y Europa”, detallan.

Intercambios transparentes

El valor de los datos en los intercambios suele ser transparente, lo que permite a terceros vender información a un precio adecuado y distribuir las ganancias entre los proveedores de datos originales.

Además, “estos intercambios tienen el potencial de ser tan positivos para la economía como la fuerza laboral bien capacitada o las reservas de petróleo recién descubiertas. La diferencia es que los datos se pueden compartir entre muchas empresas”.

El Big data ya ha transformado la economía global. El impacto de los datos compartidos, a través del intercambio podría tener el mismo potencial. Por ejemplo, hacer que los monopolios actuales se enfrenten a nuevos competidores.

Los estudiosos de datos señalan que “durante las últimas tres décadas, la tasa anual de nuevas empresas ha caído del 13% a menos del 8% y el porcentaje de empleo en empresas con menos de 100 trabajadores ha disminuido en 5%”. Mientras tanto, “la participación de los ingresos del 5% superior de las empresas ha aumentado en 10 por ciento”.

Los intercambios de datos podrían revertir dicha tendencia, porque las Pequeñas y medianas empresas (Pymes) podrían usar capital para comprar información y ubicarse en una posición más competitiva.

Al comprar información, las empresas pueden generar valor a partir de datos que actualmente no poseen. Estas también pueden usar los datos que generan para convertirse en productores, no sólo usuarios. Es una oportunidad para generar ingresos.

Oportunidad para las empresas

Decidir si adoptar o evitar el intercambio de datos, es especialmente importante para los gerentes cuyas compañías ya alojan y analizan datos sobre clientes o usuarios. Si los gerentes deciden adoptar los intercambios de datos, podrán influir en su arquitectura y el funcionamiento y proponer estructuras de incentivos con las que sus empresas se sientan cómodas.

Aunado a lo anterior, las empresas y las plataformas pueden ofrecer a sus clientes y usuarios soluciones para compartir los ingresos generados por la participación en intercambios de datos.

Finalmente, los gerentes de negocios deberían examinar cuidadosamente cómo los intercambios de datos darán forma a su estrategia y a la economía en general, y luego actuar según sus conclusiones.